Celular turismo
Mobile en la era del turismo

Las redes inalámbricas han marcado un antes y un después en la forma en que nos comunicamos, pues desde que fue posible conectarse de forma remota hemos adquirido con cada generación un mayor libertad de movimiento.

 

El 5G es la siguiente generación inalámbrica y actualmente ya se encuentra en fase de desarrollo en distintas partes del mundo, algunas de sus principales características son una mayor velocidad, siendo capaz de alcanzar hasta 10 GB y una latencia prácticamente inexistente, las cuales nos permitirán mejorar muchos aspectos de nuestra vida, por ejemplo en el ámbito turístico:

 

Cobertura más amplia; es decir la señal podrá cubrir al fin de forma estable muchas zonas que hasta ahora han experimentado problemas de conexión, lo que permitirá a los turistas mantenerse conectados sin importar por donde se desplacen.
Gestiones administrativas más sencillas; esta ventaja puede aplicar a todos los eslabones de la cadena de servicio, pues hoteles, agencias de viajes y aeropuertos podrán sincronizar e intercambiar la información de una forma más rápida y precisa por lo que en consecuencia distintos procesos administrativos y logísticos se optimizaran.

Más seguridad; la identificación biométrica no ha podido desarrollar todo su potencial debido a la cantidad de datos que se requieren para su funcionamiento, pero al quitar esta limitación nos encontraremos ante la posibilidad de atravesar la seguridad de un aeropuerto o realizar un check in en hoteles sin tener que presentar documentos físicos, con la tranquilidad de que toda nuestra información personal se encuentre protegida por tecnologías complementarias como el blockchain.

Sin barreras por idioma; los traductores podrán realizar su función de forma inmediata por lo que mantener una conversación de forma fluida con otra persona, aun sin tener un idioma en común, se volverá una realidad, ofreciendo mayor seguridad y confianza a los turistas.

Experiencias más inmersivas; la realidad virtual/aumentada permitirá ofrecer a los turistas otro tipo de experiencias complementarias en sus visitas, ofreciéndoles información adicional durante los recorridos o como una forma de marketing al momento de ofrecer un destino.

Nuevas formas de pago; actualmente en muchas ocasiones ya no es necesario contar con dinero en efectivo o incluso con una tarjeta de crédito física para poder realizar pagos, pues cada día se desarrollan nuevas formas de pago mediante dispositivo portátiles que nos simplifican la administración del dinero, por lo que al tener una red más estable, los desarrolladores podrán trabajar en nuevos medios de pago y al mismo tiempo acercarlos a todos los países.

 

Si bien el desarrollo de esta red comenzó en 2018 y se estimaba que para 2021 gran parte de la población mundial pudiera tener acceso, la verdad es que la pandemia de 2019 causó muchos retrasos en su despliegue por lo que es probable que tengamos que esperar un par de años más para disfrutarla, pues por ahora tan solo está disponible en países como China y Estados Unidos.

 

 

 

 

Artículo anterior«Cómo juegan los perros» de Lucas Ranzani, dirigida por Rubén Viani.
Artículo siguienteFlybondi anunció un nuevo destino: volará a Comodoro Rivadavia