En diálogo con Télam, la historiadora de arte, curadora, investigadora y secretaria de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación, analiza si es posible despatriarcalizar el patrimonio y repensar una institución pública.

Artículo anteriorKazuo Ishiguro: «Quizá hasta el corazón humano suena una distopía»
Artículo siguienteBellas Artes presentará una muestra de mujeres pioneras del arte argentino