La escasez de vacunas, la necesidad de unas vacaciones, ha empujado a los argentinos potentados –y siempre atraídos por los cantos de sirenas que provienen del exterior- a subirse a un avión e inocularse en Estados Unidos con ese doble propósito.

Esta ecuación, también ha generado ingresos internos a juzgar por lo que plantean las agencias de viajes.

Mariana Bonelli, organizadora de estos viajes desde Córdoba, contó cómo es el procedimiento de estas salidas grupales, que además permiten recibir una vacuna cuyo efecto es, en una sola dosis.

Dijo que se arman paquetes porque Estados Unidos “tiene un excedente” en vacunas, y de esta manera se puede acceder a centros privados o estatales para la inoculación.

Admitió que el puntapié inicial lo dio la mediática Yanina Latorre, y tomando en cuenta que viene lento el operativo en Argentina.

Bonelli indicó que  los paquetes son de ocho a 10 días, lo utilizan sobre todo gente joven, con un valor de 300.000 pesos, aunque aclaró que “no es lo más accesible, ni imposible, pero es una alternativa” a la vacunación.

Recordó que esta costumbre de los argentinos “no es nueva”. En ese sentido, puso como ejemplo que hace 15 o 20 años atrás se acostumbraba al turismo de salud hacia Cuba.

“Siempre se buscan acortar caminos que parecen interminables”, concluyó.

 

Artículo anteriorRío Negro, con nuevos requisitos para ingresar por turismo
Artículo siguienteUruguay reduce las restricciones sanitarias de viaje