La bodega riojana Valle de La Puerta se prepara para celebrar, en noviembre, el mes del Torrontés, y propone sus dos ejemplares de las líneas Alta y Clásico, para honrar esta cepa con historia que se adaptó a la perfección al terroir de la provincia, ofreciendo vinos de calidad y sabor.

– La Puerta Alta Torrontés: sorprendentemente aromático, este vino de color amarillo verdoso y aroma a flores como jazmín y madreselva, en combinación con notas cítricas que le confieren una frescura y vivacidad única, seduce a los paladares que lo degustan. En boca es un vino elegante y equilibrado, con una acidez que acompaña de forma armoniosa los sabores a manzana verde y melón. Precio: $90

– La Puerta Clásico Torrontés: esta cepa emblemática de La Rioja, propone un vino de color amarillo verdoso con aromas intensos que recuerdan a flores con un toque cítrico muy característico de la variedad. En boca, este ejemplar de la línea Clásico, presenta una acidez elegante de gran persistencia en el final, que encanta a quienes lo prueban. Precio: $60
El Torrontés está de Fiesta
La Rioja ofrece su camino del vino donde cada noviembre tiene su enclave: La Fiesta Nacional del Torrontés Riojano. Esta cepa emblemática, de color blanco dorado, de sabores y aromas frutados, combina en su recorrido, bodegas artesanales y fincas top, al pie de las montañas, en Chilecito.

Emblema del suelo riojano, la Torrontés hace gala de su generosidad cuando se atraviesa del desierto a los valles y se sumerge en el camino del vino de La Rioja. Para los riojanos, el más frutado entre los vinos blancos, es una invitación a los sentidos cuando se degusta en el mismo suelo donde nace. Es justamente en el terruño donde se inicia la historia de un buen vino, y recorrer una finca junto al enólogo es parte del encanto que tiene un viaje al corazón de los viñedos.

Más información en: www.valledelapuerta.com

Artículo anteriorUNIDOS POR UNITED EN CUBA
Artículo siguienteTURISMO DE DALLAS SE PROMOCIONA EN ARGENTINA