En el periodismo argentino, temas como política, justicia, sindicatos y policiales estaban reservados al ejercicio profesional masculino. Pese a todo, algunas colegas lograron saltar el cerco.

Artículo anteriorLa transformación del turismo post-COVID
Artículo siguienteToda la programación de las señales públicas Encuentro, Pakapaka y Cont.ar en torno al 8M