El disco, décimo larga duración en su historia, fue producido por Greg Kurstin y Foo Fighters, y a lo largo de 37 minutos se suceden unas nueve canciones.

Artículo anteriorBogotá ganó premio internacional «Best Creative Experience»
Artículo siguienteSecretos, mitos y leyendas urbanas porteñas en un ciclo de podcasts