Viajar con mascotas es una experiencia única, y hacerlo en vacaciones y en familia, es el deseo de todos. Pero para que perros y gatos puedan disfrutar el descanso tanto como sus humanos hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones.

 

“Antes que nada es importante elegir un lugar adecuado para toda tu familia, incluso para tu mascota, para poder pasearlo diariamente y que tenga los cuidados necesarios. Además, es fundamental planificar qué y cuánto va a comer, ya que los perros necesitan mantener su alimentación normal, incluso en las vacaciones”, sugiere Melina Wajner, Veterinaria (MN 9218) a cargo del equipo de salud de Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas.

Otro aspecto a tener en cuenta, indica la especialista, es saber qué transporte vamos a elegir para viajar. Ya sea en auto o en avión hay que seguir ciertas recomendaciones y consultar las normas y certificados que pide cada destino y cada aerolínea previa al viaje.

Dependiendo del tamaño del perro, se puede llevar en la cabina, o dentro de un canil en la parte del equipaje, donde tienen un compartimiento especial, presurizado y calefaccionado.

Los animales de asistencia o apoyo emocional, sin importar su tamaño, pueden viajar en cabina acompañando al pasajero cuando lo necesita, siempre cumpliendo con todos los permisos que pide la aerolínea previamente.

Una vez elegida la empresa para poder viajar, es obligatorio sacar todos los permisos correspondientes para la mascota, como por ejemplo:

*Vuelos nacionales (según la aerolínea): es necesario presentar la libreta sanitaria al día, con constancia de vacunación antirrábica (según la edad) y un certificado de salud emitido por un veterinario. “Es fundamental no olvidar chequear los permisos que solicita cada destino antes de emprender el viaje”, recomienda Wajner.

*Vuelos internacionales: a las especificaciones antes mencionadas se agrega el permiso de SENASA para el perro o gato. Además, algunos países piden que los animales tengan chip, certificados especiales, o vacunas específicas.

 

“Si elegiste ir en auto, es muy importante que compres un pretal especial con cinturón de seguridad y una manta para poner encima del asiento o un cubre asiento”, afirma la especialista de Puppis y agrega: “También es una muy buena opción colocar una red de seguridad entre los asientos delanteros y los traseros. De esta forma nos aseguramos completamente de que la mascota no pase al asiento delantero y más que nada al del conductor”.

 

Además, puede suceder que los animales se encuentren un poco ansiosos a la hora de viajar y quieran estar en contacto con algún humano pero es preciso mantenerse firme y no permitir que éste vaya en la parte delantera. “Esto es peligroso tanto como para la persona y la mascota”, explica Wajner.

 

Durante el viaje se recomienda mantenerlo hidratado y hacer breves pausas para descansar. Para la ruta es ideal tener un bebedero de viaje a mano y también los permisos de circulación y la libreta sanitaria de la mascota aprobada por un veterinario.

 

Para finalizar, desde Puppis recomiendan que ante cualquier duda o comportamiento extraño de los animales, las familias pueden utilizar el servicio de asesoramiento veterinario previo que ofrece Puppis en todas sus clínicas. Para acceder a este servicio, se debe solicitar turno en el siguiente link >> https://www.puppis.com.ar/ y agendar una consulta presencial con el equipo veterinario de la marca. Las consultas se realizan de lunes a viernes de 10 a 18hs y los sábados de 10 a 16hs.

 

Es muy importante que consulten con el Veterinario antes de viajar y que las mascotas estén al día con los requerimientos. Luego, solo queda armar la valija y llevar sus elementos indispensables, como el comedero, juguetes y una toalla.

Artículo anteriorAmerican Airlines obtiene puntaje perfecto en equidad corporativa
Artículo siguientePROMPERÚ destaca políticas públicas para el turismo peruano en FITUR Woman