Aunque no se trata de una de las mejores obras del director, que supo crear tanques cinematográficos con impronta propia, la cinta es una buena excusa para, respetando los protocolos vigentes, regresar a los cines este jueves.