En el Día del Celíaco, Sidra 1888 reafirma su compromiso de ofrecer productos de calidad que cuentan con la certificación como libre de gluten otorgada por la autoridad sanitaria, cumpliendo con la legislación vigente y asegurando que los productos son 100% libres de gluten.

 

Como sucede con muchos alimentos, las bebidas también son motivo de preocupación para las personas que deben seguir una dieta libre de gluten. Es por eso que, desde el año 2018, Sidra 1888 logró estar presente en nuevos canales de venta como los healthy fast foods y dietéticas para llegar a más consumidores para que disfruten de esta bebida en cualquier ocasión.

 

La celiaquía es la intolerancia permanente al gluten: conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cereales. Es una enfermedad autoinmune – lo que implica que el propio sistema reacciona ante la ingesta de gluten – y si bien puede presentarse en miembros de una misma familia por predisposición genética, también puede desarrollarse de manera particular. Se calcula que actualmente, en Argentina, 1 de cada 100 habitantes puede ser celíaco.

 

“Contar con la certificación Libre de Gluten – sin TACC en nuestros productos es muy importante no sólo para la comunidad celíaca, sino también para todos aquellos que deben respetar una dieta libre de gluten. Por eso, la incluimos en nuestras comunicaciones y en todas las etiquetas, para que sea fácil identificar por todos los consumidores, quienes demuestran cada vez más un mayor interés por el contenido de los productos que consumen. ”, comentó Vanina de Martino, Gerente de Marketing sidras, vinos & spirits de CCU Argentina.

 

¿CÓMO SE PUEDE DISFRUTAR LA SIDRA?

 

Es el acompañamiento ideal para maridar tanto platos dulces como salados, y se la puede preparar en un vaso con mucho hielo y rodajas de frutas frescas, como limón o pomelo, incluso con frutos como arándanos.

 

Sidra 1888, la marca que transformó y lidera actualmente la categoría en Argentina, está disponible en su versión regular (en presentaciones de 500 ml y 750 ml), y 1888 Rosé (en su presentación de 750 ml), ideal para disfrutarla como aperitivo. Maridan muy bien con platos livianos elaborados con pescados, mariscos y ensaladas.

Artículo anteriorDoble premio para la “Familia Carpano” en el marco de los World Vermouth Awards 2021
Artículo siguienteSe eligieron nuevas autoridades en la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina