En Fiambalá, Catamarca se llevara a cabo nuevamente la cosecha de Luna Llena, que se había interrumpido por la pandemia.

Este evento nació en 2004 como una reunión de amigos y familiares en donde se realizaba una cosecha colectiva bajo la luz de la luna para darle vida a uno de los vinos más importantes y
representativos de la provincia, el “Plenilunio” un vino orgánico y biodinámico de altísima calidad.

Con el correr del tiempo esta reunión fue creciendo por sus propios medios hasta que desde la municipalidad de Fiambalá ofreció ayuda para formalizar e institucionalizar el evento, el
mismo siguió creciendo, habiendo convocado a 3.200 personas entre turistas y locales en su última edición 2019.

 

La Cosecha de Luna llena fue reconocida de interés turístico nacional, provincial y municipal por conjugar turismo, cultura y producción en una misma noche.

Este año, retoman la tradición de cosechar bajo la luz de la luna después de dos años por motivos que son de público conocimiento.

Artículo anteriorMúsica para viajar del rio de la plata al caribe. Canciones mestizas.
Artículo siguienteCathay Pacific lanzará la ruta más larga del mundo