En el marco del 87 Aniversario del fallecimiento de Carlos Gardel, y en el Día del Cantor Nacional, el pasado 24 de junio se llevó a cabo la presentación del proyecto de Ley que propone crear el Museo Nacional del Tango Carlos Gardel en el emblemático edificio Palais de Glace. La misma se llevó a cabo en el “Café de los Angelitos” y contó con la participación de autoridades nacionales, provinciales y municipales; artistas, músicos; invitados especiales y del espectáculo.

La iniciativa de la creación del museo comenzó en 2009 por parte de la Fundación Industrias Culturales Argentinas (FICA), con el programa “Rescate del patrimonio del tango”, y que en 2019 sumó a la Fundación Internacional Carlos Gardel (FICG), albacea de la herencia gardeliana, y poseedora de las colecciones más completas reunidas del Tango Argentino. “No existe en todo el territorio nacional, incluyendo la Ciudad de Buenos Aires, un museo a la altura de los museos importantes del mundo, dedicado al Tango, siendo esta expresión cultural una de las manifestaciones más enraizadas con las que nos identifican en el mundo”, sostuvo Walter Santoro, presidente de la FICA, coleccionista y un apasionado por la cultura nacional argentina.

La presentación comenzó con palabras de Nora Lafon, reconocida periodista del espectáculo, quién introdujo el proyecto desde la mirada artística cultural; continuó con la participación del historiador Felipe Pigna, quién analizó la importancia de Carlos Gardel para la historia y su impacto en las generaciones presentes y futuras; prosiguió Walter Santoro, quién destacó la necesidad de contar con un museo del Tango, siendo dicho género un fenómeno cultural inimitable y parte vanguardista de la cultura y pasión de Buenos Aires; y finalizó con la exposición del diputado Santoro, quién brindó detalles sobre el alcance de crear en el ámbito del Ministerio de Cultura de la Nación, el Museo Nacional del Tango Carlos Gardel. La moderación estuvo a cargo del reconocido conductor Silvio Soldán.

¿Por qué el Museo Nacional del Tango en el Palais de Glace?

Un rico pasado tanguero envuelve al centenario edificio del Palais de Glace. Es el solar por donde desfilaron algunos de los más famosos exponentes del género, y se presenta como el espacio ideal para la creación de este ambicioso proyecto; la creación del Museo Nacional del Tango Carlos Gardel.

Ubicado en la zona de la Recoleta, una de las áreas históricas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuenta con el plus de interactuar con la mayor diversidad de ofertas culturales y gastronómicas de los últimos cien años. Museo Nacional del Tango Carlos Gardel, un museo vivo, que conducirá a un esperado nodo cultural que irradiará arte y comunidad.

El emblemático edificio del Palais de Glace, cuyo diseño arquitectónico rodea una pista de baile central, y que, seguramente, inspiró a la impactante recreación premonitoria de la película “Tango Bar” (1935), última gran producción de Gardel, podríamos volver a tener la gran milonga de Carlitos.

Las posibilidades que abrirá para argentinos y extranjeros parecen ilimitadas, en el anteproyecto presentado a las autoridades nacionales, a la manera de los atardeceres de Pompeya y Boedo de Homero Manzi. Con un acervo en constante aumento de 42 mil piezas, 5 mil solamente de Gardel, y que incluye a los fundadores como Eduardo Arolas y los vanguardistas como Ástor Piazzolla, estima el museo impulsar investigaciones, exhibiciones, publicaciones y activaciones que revaloricen el Tango como componente esencial de la Cultura Popular Argentina.

Por otra parte, espacio a oficializar de referencia en el sistema de museos nacionales, propone aglutinar a las diversas instituciones tangueras locales e internacionales, en una plataforma colaborativa que garantice el acceso público. Auditorio para conferencias y clases abiertas a escuelas, cinemateca programando una completa colección propia de los títulos señeros -no olvidando que no por nada la primera película sonora óptica nacional se llama “¡Tango!” (1933)-, y una línea editorial privilegiando nuevas miradas y la reimpresión de los clásicos faltantes en anaqueles; otros de los objetivos que se proyectan con el Museo Gardel.

Carlos Gardel, como todos sabemos, fue un precursor del género, creador del tango canción y quien lo consagró. Definiendo un antes y un después, ningún otro artista ha calado jamás tan profundo en la imagen del Ser Argentino, habiéndose convertido en parte activa de nuestra de historia cultural, y la relación que existe con Buenos Aires y el Tango. En homenaje a su genio y figura, el nombre del museo.

Artículo anteriorHoward Johnson se solidariza con víctimas del incendio en Recoleta
Artículo siguienteRosario presentó su propuesta de invierno en Ciudad de Buenos Aires