Jóvenes, adultos y niños conviven por igual en estas playas donde el sonido de tambores acompaña una plática entre amigos, una fiesta, una comida o la placidez de caminar a la orilla del mar.

Artículo anteriorTonalá, principal destino de playa de Chiapas
Artículo siguienteDoña Paula con grandes logros en Descorchados