Entre los indispensables para una escapada atractiva no puede faltar la gastronomía y la oferta cultural. En este campo, se destaca San Nicolás de los Arroyos, gracias a una propuesta variada que acompaña al paseo por la ciudad.

 

Al imaginar una escapada a San Nicolás inmediatamente se piensa en el río Paraná o en el Santuario a la Virgen, pero esta ciudad sorprende con planes variados y para todos los gustos. En este caso, la gastronomía es una de las protagonistas en la ciudad que está más al norte de la Provincia de Buenos Aires. La variedad de restaurantes y la riqueza histórica del lugar invita a dar un paseo diferente, atrayendo turismo desde puntos cercanos del país, como Rosario y Córdoba.

«El San Martín», ubicado en el Parque San Martín, ofrece una  propuesta gastronómica con una excelente locación con vista al río y rodeado de naturaleza, ideal para disfrutar de un menú variado. Desde pescados hasta pastas y carnes rojas, todos los platos son dignos de ser probados. Después, se pueden probar los helados «Felicia»,un rico postre para disfrutar mientras se camina por el parque y se visita el río.

A poco más de un kilómetro y pasando por Plaza Mitre, se puede llegar caminando al Museo de la Ciudad Gregorio Santiago Chervo, creado en 1946 por Don Gregorio Santiago Chervo. Durante 23 años fue gestionado de manera privada en el domicilio particular de su fundador. El 14 de abril de 1969, en el aniversario 221º de la ciudad, fue sancionado por decreto su carácter de Museo Municipal.

Se conformó en base a colecciones particulares de su creador y fue incrementado su contenido. En julio de 1971, el museo dejó su domicilio inicial de León Guruciaga 343  para instalarse en su actual edificio de calle Francia 187. Esta antigua casa, que perteneció a la familia Gard durante más de 100 años, fue adquirida por la Municipalidad para convertirse en el Museo y Archivo Histórico «Primer Combate Naval Argentino».

 

Al edificio de calle Francia se le anexa un sector complementario al que se accede tanto internamente como desde León Guruciaga 136. Esta espaciosa edificación fue construida en 1872 por el concesionario para los mercados, Eugenio Oliden. Aquí funcionó hasta la década de 1950, aproximadamente, el Mercado Norte, popularmente denominado «Mercado Chico».

Dentro de las 20 salas del museo y su patio tradicional, se distribuyen piezas valiosas de la historia nicoleña que son testimonios de la vida de la ciudad. En 2007 pasó a denominarse «Don Gregorio Santiago Chervo» en homenaje a su fundador.

Otro encantador punto de encuentro que se puede visitar luego de salir un poco del plano histórico de la ciudad es la cervecería «Cervêsïa», a dos cuadras del Museo, es la primera cervecería que abrió en San Nicolás. Un lugar distinto para compartir un rato con amigos o familia, con buena música, gastronomía, cócteles y la especialidad de la casa; cerveza.

La escapada a San Nicolás de los Arroyos es ideal para disfrutar de buena comida, visitar el museo o recorrer el parque y relajarse con un paisaje único. Cercana a las capitales de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, una propuesta turística completa y que sigue renovándose.

Artículo anteriorAmerican Airlines celebra 30 años en Turk & Caicos
Artículo siguiente¿Elegiste el sur? Conocé cuáles son los mejores hoteles para vacacionar este verano