Los bodegones han retomado su lugar post pandemia, siendo los preferidos de los porteños por antonomasia.

Cada barrio en la ciudad tiene referentes indiscutidos en ese tipo de gastronomia, que a su vez identifica al barrio para los que no son del barrio.

En Boedo, la esquina de Inclán y Quintino Bocayuva alberga uno de los lugares más emblemáticos del barrio, el bodegón “Roque”.

El local nació comoalmacén y fonda hace más de 100 años, en 1914, fue Roque Di Lorenzo quien le dio su impronta de restaurante, que hoy es regenteado por su nieto, Gustavo Di Lorenzo junto a un socio.

El bodegón es un clásico de la zona, a tal punto que hay que reservar para conseguir mesa. Su cocina es tradicional porteña, con porciones abundantes como acostumbran los restaurantes de barrio.

Roque es una reliquia que deja ver parte de la historia de la ciudad, en su decoración podemos ver viejas botellas de vino y licor de otras épocas.

Roque se esfuerza por conservar el espíritu del Boedo antiguo y lo demuestra con el menú adornado de una tipica estetica de filete porteño, lo antiguo del barrio, el tango y la estetica de bodegon parecen salidas de una escenografia.

Pero Roque no solo es historia, tambien es presente y futuro. En esa linea se hizo conocido por la especialidad de la casa que es el Alfajor Salado, o alfajor Roque compuesto de capas sucesivas de panceta, lomo y provolone.

Acompañando eso con una tortilla casera, una botella de Malbec y de postre un flan con dulce de leche y todo con una lista de precios super coherente y accesible.

 

Roque

INSTAGRAM @roque.bodegon
Inclán 3993/9 (esquina con Quintino Bocayuva) – Boedo
Tel: 4924-6506

Artículo anteriorLanzan la Temporada de Pesca en Junín con la inauguración del paseo Costero
Artículo siguienteRVMBO 2022, el turismo late en Bogotá