La Bahía de Banderas, considerada una de las más bellas del mundo, se convierte entre principios de diciembre y el inicio de la primavera en el hogar de las ballenas jorobadas, al ser un escenario y refugio para aparearse o parir a sus crías.

La visita de estas ballenas, también conocidas como yubarta, se convierte en uno de los principales atractivos para visitar Puerto Vallarta en este periodo del año. Es toda una experiencia salir a navegar para ir al encuentro de esta maravillosa especie, que busca este cálido remanso de paz para escapar de las gélidas aguas del norte del continente.

Con la guía adecuada, mientras se observa a estos enormes ejemplares, que pueden alcanzar los 16 metros de largo y las 40 toneladas de peso, se conoce más acerca de sus características, hábitos y comportamiento. Los recorridos son muy completos y es posible descubrir secretos muy curiosos del gigante de los mares.

Ubicada en el límite entre Jalisco y Nayarit, las características naturales de la Bahía de Banderas la hacen un lugar ideal para el apareamiento de las ballenas y el nacimiento de sus ballenatos que pueden medir hasta cuatro metros.

Algo que llama la atención son los saltos que dan las ballenas, elevándose varios metros sobre la superficie del mar, como una forma de comunicación a distancia con las demás integrantes del grupo y una parte del ritual de cortejo. Esto será algo digno de fotografiar.

En estos recorridos es posible escuchar machos cantando, ya que algunas empresas cuentan con hidrófonos en sus embarcaciones.

Es importante verificar que el prestador de servicios cuente con un permiso oficial de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y cumpla con la Norma Oficial Mexicana 131-SEMARNAT para no causar un impacto negativo entre estos gigantes marinos.

Artículo anteriorAeromar ofrece vuelos en 99 pesos a cinco destinos de playa en el país
Artículo siguientePrepara la SEDETUR estudio sobre beneficios de un Home Port para Cozumel