-La pandemia de Covid-19 modificó mucho la perspectiva en los viajes. Los cierres de fronteras y las precauciones sanitarias han provocado la caída de tráfico aéreo más severa en la historia de la aviación y millones en pérdidas para las aerolíneas. La caída en la venta de pasajes ha dejado al descubierto una posible tendencia a que las cabinas de primera clase puedan desaparecer.

 

Sin embargo muchas aerolíneas apuestan sus últimos cartuchos a mantener ese espacio exclusivo para sus pasajeros premium demostrando que viajar en primera clase ahora es más atractivo que nunca debido justamente a la pandemia ya que muchos pasajeros están dispuestos a pagar por espacio adicional. Además, las líneas aéreas buscan captar al pasajero frecuente y acumulador de millas demostrándole que por no tantos dólares y el cambio de sus millas pueden acceder a un mejor servicio y así generarles la necesidad de que en su próximo viaje compren primera clase ya que verán por sus propios medios porque esa experiencia de viaje vale cada centavo de invertido.

 

Servicio de chofer

 

Los beneficios de volar en primera clase comienzan incluso antes de salir de casa. En varias aerolíneas, un servicio de trasado privado con vehículos de última generación de chófer profesional lo llevará desde su propia puerta hasta las puertas de la terminal del aeropuerto, de forma totalmente gratuita. Virgin Australia por ejemplo ha agregado en algunos casos el servicio de limusina especial.

 

Check-in prioritario

 

Sin filas masivas, muchas aerolíneas ofrecen también controles de seguridad prioritarios para estos pasajeros. Con Etihad desde Abu Dhabi, los beneficios se extienden al servicio con una entrada al aeropuerto designada y un vestíbulo de facturación exclusivo para los viajeros de primera clase.

 

Acceso al salón premium

 

La entrada automática a las salas vip´s de los aeropuertos ha crecido en su servicio tal y como se lo conocía hace que el tiempo de espera para abordar el avión cuente. Estos factores de lujo cuentan con una variedad de comodidades y practicidades. Los cómodos asientos, las áreas privadas de descanso y relajación, las duchas, los servicios de conserjería y las ofertas exclusivas de comidas que van desde bufés hasta cenas a la carta ofrecen una muestra de los beneficios. Algunas aerolíneas, incluidas Etihad, Emirates y Qantas, incluso incluyen spas para en sus áreas de salón de negocios. Los huéspedes de Cathay Pacific Business Class incluso pueden elegir entre cinco exclusivos salones Business en el aeropuerto de Hong Kong, donde las comodidades de primer nivel además incluyen una auténtica casa de té.

 

A bordo

 

No solo puede embarcar en primer lugar ó una vez iniciado el llamado de embarque cuando lo desee sin necesidad de atenerse a una zona específica, sino que al ingresar a la cabina lo esperan con champagne y coctelería.

 

Teniendo en cuenta que puede estar volando durante muchas horas, los asientos son más grandes y mejores para brindar la máxima comodidad a los pasajeros. Desde asientos reclinables hasta camas reclinables y suites privadas, los detalles específicos varían con cada aerolínea. Volar acurrucado junto a otros pasajeros nunca ha sido divertido. Y después de un año de que se les haya dicho que se mantengan a distancia, los viajeros serán aún más cautelosos para amontonarse en un vuelo y para plantearse comprar primera clase en vez de turista ya que puede disfrutar de un espacio personal.

 

También, la mayoría de las aerolíneas ofrecen un servicio de ropa de cama y pantuflas, así como ropa de dormir de lujo y un kit de comodidades lleno de productos de diseño. Los asientos de clase ejecutiva en Etihad y el premiado Skybed de Qantas incluso cuentan con una función de masaje incorporada única.

 

Excelente comida a bordo

 

Comer  en primera clase se ha tornado una experiencia culinaria diseñada para seducir. Los menús galardonados elaborados por chefs famosos, un servicio de cafetería a bordo y listas de vinos boutique son solo el comienzo. Emirates se concentra en los detalles más finos con platos de porcelana por citar sólo un ejemplo. En general, la comida en clase ejecutiva sigue mejorando en todas las líneas aéreas.

 

Trabajar mientras vuelas

 

Si bien muchas aerolíneas ahora ofrecen WiFi a bordo, independientemente de la cabina en la que se encuentre, viajar en primera clase lleva el trabajo en el aire al siguiente nivel. El espacio adicional en su asiento, incluida una bandeja con formato ideal que puede funcionar como un escritorio, la fuente de alimentación garantizada en el asiento y los puertos USB hacen que trabajar en primera clase sea muy sencillo. Además, el hecho de que pueda elegir cuándo comer y pedir refrigerios a su gusto, significa que puede pensar en termina ese proyecto sin interrupciones.

 

Dependiendo de cada aerolínea, se puede ver que la tendencia en las líneas aéreas para incrementar la calidad de servicio en primera clase, es copiar las atenciones de los hoteles boutique haciendo que la experiencia en vuelo se parezca más a una estadía en una suite de lujo

 

Arrivando

 

Al aterrizar, lo último que necesita es quedar atrapado en el lento tumulto de pasajeros que ordenan sus pertenencias para desembarcar. Afortunadamente, será uno de los primeros en abandonar el avión.

 

Una vez que llegue rápidamente a las cintas de equipaje, sus maletas también serán las primeras en aparecer. En muchas ocasiones un servicio de chófer de cortesía reservado con anticipación completará la experiencia de llegada.

 

Las aerolíneas apuestan con todos estos servicios de alta gama y nuevas experiencias exclusivas de viaje, a retener a sus pasajeros frecuentes de primera clase y convencer a aquellos pasajeros frecuentes de clase economy que aún no habían dado el salto de que este es el momento para hacerlo. Cuando un pasajero vuela en primera clase, el servicio supera las expectativas, puerta a puerta.

 

Artículo anteriorEmirates: La aerolínea mas elegida por los pasajeros en el mundo.
Artículo siguienteFidelización low cost, programas estrategicos que arriban para quedarse