Fusiles en el paragüero el reciente libro de Mauricio Bergstein cuenta la historia de Anton Sauerwald-el comisario responsable de rastrear el patrimonio de los Freud cuando los nazis se hicieron de Viena y que no delató la existencia de las cuentas bancarias que el padre del psicoanálisis mantenía en el extranjero.

¿Qué deseaba saber la Gestapo cuando detuvo e interrogó a la hija del cientifico? ¿Por qué Freud recibió a Sauerwald en su exilio londinense?

Un extravagante investigador montevideano procura demostrar que en 1898, cuando Adolf Hitler tenia 9 años, visitó el consultorio del Dr. Sigmund Freud, acompañado de
su madre.

La supuesta consulta entre un niño aparentemente desequilibrado y un científico, y las repercusiones de ese encuentro, constituyen el eje sobre el que gira la novela.

Mediante una excelente prosa y una atrapante trama, el protagonista desgrana, puntillosamente, los hechos históricos interpretándolos a la luz de una sesión clinica que habría quedado sepultada en el discurrir de la historia, convirtiéndose en uno de
los secretos mejor guardado de uno los hombres más macabros de la historia.

En base al libro se hace un evento de presentacion a las 20 hs en la Fundación Pablo Atchgarry de Manantiales, Punta del Este.

Artículo anteriorEscapada al Río: Paseo en Barco y Deportes Acuáticos en San Nicolás
Artículo siguienteIngresaron más de mil millones de pesos por turismo a San Luis los primeros días de enero