Dónde queda el Pozo Verde, el rincón poco conocido de Villa General Belgrano en el que reina la vida natural. Senderismo, gastronomía, hospedaje y la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones de invierno en un paraje oculto del paisaje cordobés.

 

Villa General Belgrano se vuelve a perfilar como una de las favoritas de la provincia. Su impronta alpina y sus paisajes serenos la convierten en otro de los destinos imperdibles de Córdoba.

 

Un dato curioso es que, antes de ingresar a la ciudad, se presenta la oportunidad de descubrir un rincón menos conocido de la experiencia belgranense. El punto de viraje se sitúa unos 600 metros de la entrada norte, sobre la Ruta Provincial N° 5.

 

En el kilómetro 77 de esta vía aparece el acceso que lleva al Pozo Verde, la Quebrada de la Zarzamora y el Cerro Mirador.

 

Durante el receso de invierno, la propuesta es explorar los atractivos naturales de este sendero, así como el plus que representa la oferta local de gastronomía y alojamiento.

 

Cómo acceder al Pozo Verde

Tras estacionar el vehículo es posible adentrarse en el área a pie o a caballo. A 15 minutos de emprender ese rumbo se llega al Pozo Verde. El camino que lleva a la joya oculta resulta visible a orillas de un arroyo que encabeza la composición de una verdadera postal.

 

Un manto de vegetación autóctona acompaña la silueta de este curso, donde el rumor del agua, el aire puro y el canto de las aves permiten experimentar sensaciones de calma y tranquilidad. De fondo, completa el cuadro el imponente paisaje de las Sierras Chicas.

 

La primera parada es en una olla de agua que invita a contemplar el entorno. En plan de exploración, Pozo Verde se presta para realizar recorridas con reconocimiento de flora y fauna autóctonas, con particular atención a las mariposas que pululan en torno al trayecto.

 

En el circuito de senderismo también se avistan zorzales, una especie con gran presencia en la región. La puesta en escena se completa con la distribución de las zarzamoras, que con sus rojos violáceos irrumpen sobre la dominancia verduzca de helechos y otras plantas.

 

Al final se arriba al Cerro Mirador, desde donde se aprecia una panorámica única del pueblo. La experiencia continúa en Potrerillo Resto Bar, un local de elegante arquitectura y decoración que resulta ideal para compartir un almuerzo o merienda en familia al concluir la travesía.

 

Gastronomía entre las sierras

La especialidad de «Potre», como se lo conoce al restobar en el área, es la pizza a la parrilla. En su carta se presentan otros platos caseros de singular abundancia, entre los que destacan pastas, tablas de campo, empanadas, milanesas y arrollados.

 

Además, posee una repostería artesanal en la que conviven creaciones propias con clásicos de la pastelería europea, como bien dicta la costumbre local. A ello suma distintos cocktails, así como ofrece opciones vegetarianas, veganas y aptas para celíacos.

 

En los alrededores de Pozo Verde, a la experiencia gastronómica de Potrerillo se le añade el particular encanto de Posada de Campo, un hotel familiar rodeado por la naturaleza, de grandes terrazas y ventanales con vistas a las sierras.

 

Esta casona se sitúa a 1,5 km del centro comercial de Villa General Belgrano. Cuenta con un acogedor living, cochera cubierta, biblioteca, salón comedor, un amplio parque con piscina exterior, solarium, quinchos y asadores.

 

Por cuánto hospedarse

En cuanto al hospedaje, en estas vacaciones de invierno Posada de Campo propone habitaciones dobles por un precio de 14.000 pesos.

 

Los cuartos dobles con balcón salen 17.000 pesos, mientras que la habitación cuádruple alpina cuesta 25.000 o 20.000, dependiendo de si tiene o no balcón.

 

Cada habitación posee baño privado, secador de pelos, ropa de cama y toallas, frigobar, aire acondicionado frío/calor, TV led con 70 canales y señal WIFI.

 

Por último, en cuanto a la gastronomía del complejo, cabe decir que además del desayuno de budines, pastelitos y medialunas criollas que se incluye en la reserva, se brindan opciones de sushi. Este servicio de mesa exclusivo funciona de miércoles a sábados, únicamente por las noches.