Advierten que el uso de veneno con el que mataron los cóndores es una práctica muy común utilizada por ganaderos de todo el país. Así lo afirmó Jennifer Ibarra, veterinaria y presidenta de la Fundación Cullunche, organización que participó de las pericias de rayos x que se le realizaron a los cóndores hallados muertos la semana pasada en Mendoza.

La especialista advierte que el uso del carbofurano, el veneno que se encontró en los 34 cóndores muertos en la provincia de Mendoza, «es una práctica muy común» utilizada entre los productores ganaderos de todo el país.

Advierte que el uso del carbofurano, el veneno que se encontró en los 34 cóndores muertos en la provincia de Mendoza, «es una práctica muy común» utilizada entre los productores ganaderos de todo el país y que existen métodos alternativos para ahuyentar a los animales que se comen el ganado.

Se trata de Jennifer Ibarra, veterinaria y presidenta de la Fundación Cullunche, organización que participó de las pericias de rayos x que se le realizaron a los cóndores hallados muertos en un campo de la localidad mendocina de Malargüe la semana pasada, y quien confirmó en diálogo con NA que el uso de agrotóxicos en los campos «pone en riesgo la salud humana, en peligro la supervivencia del cóndor andino y de todas las formas de vida».    «El daño que el veneno produce es ambiental y también económico.

Se está trabajando en el proyecto de Ley de Trazabilidad de los agrotóxicos que en la provincia de Mendoza ya tiene media sanción de Diputados.  «Lo de la Ley de Trazabilidad es porque creemos que tendría que haber una prescripción de un agrónomo para su uso. Es necesario que exista un registro del proceso comercial de este agrotóxico, desde que sale de la fábrica, a quien lo compra y quien lo utiliza y para qué, porque sino lo compra cualquiera y lo usa para cualquier cosa «.

Artículo anterior1200 AUTOS P/HORA EN LA RUTA 2
Artículo siguienteOPTIMISMO CON EL TREN POSADAS-ENCARNACIÓN