Con la iniciativa, Ushuaia busca profundizar el impacto del arte público en la construcción de ciudadanía y también de la identidad.

Artículo anteriorCalidez, vistas y sabores, todo en La Cantera
Artículo siguientePink Sweats realza el sonido clásico de la música negra