La mejora de la importancia de Panamá como destino para organizar congresos y convenciones, reconocido como el segmento más rentable dentro del sector turístico nacional, es una oportunidad para avanzar más rápidamente en la recuperación económica post-pandemia, declararon hoy diferentes expertos en la capital panameña, en el marco del encuentro Fiexpo Workshop & Technical Visit.

Este evento, que reúne estos días a compradores procedentes de 15 países de América Latina, Europa y EE. UU., es considerado la antesala de Fiexpo Latinoamérica, la feria más importante de la industria turística, que se celebrará cada año en Panamá desde 2022 hasta 2024.

En cada edición de Fiexpo Latinoamérica se esperan unos 750 compradores especializados. Y el volumen de negocio, entre operadores locales, puede llegar a alcanzar los 300 millones de dólares.

Arnaldo Nardone, director de Fiexpo Exhibitions Group (FEG), valoró en conversaciones con Xinhua el «compromiso» tanto de las autoridades nacionales como del sector privado, destacando que «se complementa bien con la conectividad e infraestructuras fabulosas de Panamá».

Según el director de FEG, el aeropuerto internacional de Tocumen de Ciudad de Panamá, al operar 2.500 vuelos semanales uniendo destinos de todo el mundo, siendo de esta forma el principal centro de conexiones aéreas de las Américas, esto hace del país centroamericano «un lugar privilegiado para atraer reuniones internacionales y regionales».

A todo esto, añadió el ejecutivo, tiene buena gastronomía, e incentivos para los negocios, sin trabas innecesarias a la hora de obtener un visado. «Es un destino en crecimiento que va a tener muy buenos resultados a corto y medio plazo», sostuvo.

Fernando Fondevila, director general del Fondo de Promoción Turística de Panamá (Promtur), añadió otras ventajas como la conectividad tecnológica o las rutas marítimas. Panamá es un «hub», o centro de conexiones, con una variada oferta hotelera.

Fondevila destacó también la importancia del Panama Convention Center, el más moderno centro de convenciones de Panamá, ubicado dentro del sector turístico de Amador, con capacidad para recibir más de 20.000 visitantes a la vez e inaugurado hace unas semanas.

«La misión principal de Promtur es reposicionar a Panamá como un destino ideal, no solamente vacacional, también para el segmento de la industria de reuniones, cuyo impacto económico es aproximadamente tres veces mayor que el del turismo de ocio», comentó tras elogiar la calidez del pueblo panameño hacia los visitantes de otros países.

Denise Guillén, subadministradora general de la Autoridad de Turismo de Panamá, también estimó importante visibilizar la oferta de experiencias que significa viajar a Panamá más allá de las reuniones o convenciones. En relación al turismo de convenciones, Guillén reconoció que Panamá quiere ser un referente en América Latina y Centroamérica.

Por Luis Alberto Sierra G. para Xinhua

Artículo anteriorIsla chilena Rapa Nui se abre al turismo a partir de febrero de 2022
Artículo siguienteKunstmann celebra 30 años de tradición cervecera