El Museo de Arte Contemporáneo Atchugarry fue inaugurado este sábado, cuando el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, cortó la cinta que abrió de forma definitiva el último proyecto del célebre escultor uruguayo Pablo Atchugarry.

Con una tijera de madera que, en palabras de Atchugarry, fue creada por artistas italianos para la ocasión, el mandatario dio el puntapié para la apertura del museo emplazado en el balneario de Manantiales, en Punta del Este.

Junto a Lacalle Pou asistieron además los expresidentes Julio María Sanguinetti y José Mujica. El presidente destacó que el MACA será «un emblema y una referencia de todo el país en el mundo».

En el evento, en el que miles de visitantes recorrieron los jardines del complejo de la Fundación Atchugarry que rodean el colosal edificio de estructura de madera diseñado por el arquitecto uruguayo Carlos Ott, se inauguraron además dos muestras de atractivo internacional.

Por un lado, con más de 50 obras, «Christo y Jeanne-Claude en Uruguay», presentada por primera vez en Sudamérica y centrada en los célebres proyectos de la célebre pareja de artistas reconocida por cubrir con tela grandes monumentos y espacios públicos, y por otro la serie «Heliografías» del argentino León Ferrari.

Además, el museo contará con la colección permanente de Atchugarry, integrada por más de cien obras de artistas internacionales, como los uruguayos Joaquín Torres García y Carmelo Arden-Quin o el argentino Julio Le Parc.

Iniciativa de Atchugarry en alianza con Ott, el MACA cuenta con dos edificios contiguos con más de 5.000 metros cuadrados de exposición, erigidos en madera de eucalipto rosado que completan el terreno donde Atchugarry -cuya obra «Contemporary Day» batió en diciembre un récord personal de ventas en Sotheby’s- instaló tiempo atrás su Jardín de Esculturas.

Artículo anteriorMar del Plata deliró al ritmo de Heineken
Artículo siguienteVilla Devoto, se consolida como el KM 0 de la ruta del vino