Como cada mes Luxenburger lanza una nueva burger que sorprende. Y esta vez no es sólo por sus toppins sino que rompen los esquemas desde la misma carne.

 

El nuevo lanzamiento viene con un medallón de carne de jabalí. Esta incursión en los animales de caza puede ser el primer paso en un nuevo camino para el local. Pero no queda sólo en eso la novedad: rúcula, bacon, parmesano, hilos de batata y salsa romesco la completan.

 

Los ingredientes se complementan y son una deconstrucción del tradicional pastel de jabalí y batata que se puede encontrar en algunos de los mejores bodegones.

 

La calidad se completa con la producción artesanal de panes tipo brioche y el estacionado a la carne previo al armado de medallones. Todo un proceso cuidado y continuo que permite ofrecer un producto diferente al que está acostumbrado el público hamburguesero.

 

Nos cuentan que la recepción fue fantástica y que no descartan en el futuro volver a incursionar en este tipo de aventuras. Ciervo, ñandú o llama podría ser opciones a tener en cuenta en un mediano plazo.

 

Luxenburger se encuentra en Recoleta y se puede seguir en las redes sociales más usuales. Cada mes depara una novedad. Cada mes trae una nueva burger única.