Gracias al aporte desinteresado de diferentes instituciones y empresas la rampa para personas con discapacidad va adquiriendo mayor y mejor uso por parte de quienes concurren a la playa en la zona de Avenida 2 y Pinolandia.

Dicha rampa se concretó el año pasado gracias al importante empuje del Rotary Club Necochea Playa quien aportó el material. Además, diversas empresas donaron cinta de caucho en desuso para prolongar la finalización más cercana al mar.
Por esta acción, el Presidente del Ente Necochea de Turismo (ENTUR), Eduardo Otero, manifestó su “agradecimiento y orgullo porque (los integrantes del Rotary) son personas con un profundo espíritu social. La verdad que estamos eternamente agradecidos. De a poco se va dotando todo el Parador Turístico Integrador para brindar un mejor servicio a las personas con discapacidad”.
Al tiempo que adelantó que se proyecta realizar una pasarela para conectar de mejor forma al edificio con la rampa.
El Presidente del Rotary Playa, Adolfo Enrique, recordó que la rampa “se instaló el año pasado y en esta temporada se pintó para una mayor protección” de la madera. Y están analizando en instalar otra rampa. “Estamos para eso, para ayudar en lo que la ciudad necesita, es nuestra función”, manifestó.

Estas iniciativas generan una mejor predisposición a atender todo tipo de turistas y de esta forma mucha gente con necesidades especiales puede concurrir a disfrutar de la playa de la mejor forma.

Artículo anteriorLAN MEJORA SU SEGURIDAD
Artículo siguienteGRAND HOTEL INAUGURÓ SU PARADOR