965 habitantes de la ciudad de Natori, prefectura del Miyagi, perdieron la vida por el tsunami ocasionado por el Gran Terremoto del Este de Japón en 2011. Una década después del desastre, en el distrito de Yuriage se inauguraron un museo y un parque conmemorativo con testimonios del suceso y donde se enseña la importancia de la prevención.

Artículo anteriorAriel Granica, nuevo presidente de la Fundación El Libro
Artículo siguienteNuevos cafés Bianco Delicato y Bianco Intenso para preparar recetas con leche