Distintas organizaciones comprometidas con el medioambiente, a saber Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Aves Argentinas, Fundación de Historia Natural (FHN), Fundación Patagonia Natural, Fundación Caburé-i, Fundación Inalafquen, Fundación Vida Silvestre y PRICTMA -de la cual Fundación Mundo Marino es miembro- peticionaron que se atienda la problemática que genera el uso de globos con helio para el ambiente y en particular para la fauna.

Los animales marinos, incluyendo peces, reptiles, aves y mamíferos, son especialmente sensibles a esta problemática. Un caso emblemático es el de las tortugas marinas, un grupo de animales del que todos sus representantes se encuentran bajo algún grado de riesgo de extinción. Las tortugas confunden fácilmente los globos desinflados con las medusas, peces y algas que forman parte de su dieta.

En Fundación Mundo Marino, luego de haber asistido a más de 300 ejemplares hasta junio de 2016, se constató que uno de los principales problemas por los que las tortugas marinas mueren o aparecen varadas en la playa, es la ingesta y presencia de plástico en sus estómagos.

En la legislatura porteña se presentó un proyecto de ley que apunta a prohibir en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la suelta de globos con helio al aire libre, con excepción de aquellos que se suelten con fines científicos y/o meteorológicos. La misma petición se presentará al gobierno nacional a fin de que la medida alcance a todo el territorio argentino.

En el mundo hay antecedentes al respecto: en Reino Unido, Nueva Gales del Sur y Australia ya han regulado esta actividad. En algunos casos se restringieron las cantidades de globos permitidos por evento, habilitando la práctica solo con globos biodegradables y en otros prohibieron su uso directamente, imponiendo altas multas al incumplimiento.

Sin duda este tipo de iniciativas contribuyen a conservar y proteger a la fauna que habita o transita por las costas o el mar. Un globo con helio, en determinadas condiciones meteorológicas puede llegar a ascender hasta 10 km de altura, desplazarse durante 24 horas, y recorrer hasta 3000 km de distancia. Considerando que cerca del 70% de la superficie del planeta está cubierta por agua, la probabilidad de que los globos terminen en cuerpos de agua como lagunas, lagos, ríos o en el mar es muy alta, aunque se suelten en una ciudad.

 

Mundo Marino y Fundación Mundo Marino son organizaciones que trabajan en pos de la conservación de la fauna desde hace más de 37 años. Los tres ejes sobre los que se basa su compromiso son: proteger a los animales, concientizar a la sociedad sobre el cuidado del ambiente y su fauna, y generar un ámbito de trabajo para los amantes de los animales.

Si bien esta tarea la comenzó en soledad Don David Méndez allá por el año 1979, la siguieron sus hijos y hoy la continúan sus nietos, quienes junto a un equipo de apasionados por la naturaleza y a todos los que visitando el Parque ayudan con su entrada, pueden continuar tan loable tarea de conservación.

Artículo anterior¿ QUE ES ESO DE MARCA CIUDAD?
Artículo siguienteSKY ATERRIZA EN MENDOZA