MSC
Crucero MSC

MSC Cruceros, invita a disfrutar de caminar por la playa de Copacabana, para luego deleitarse de las nueve maravillosas playas de Cabo Frío o hacer snorkeling en Ilhabela, mientras más tarde se contempla la caída del sol saboreando un coctel en el medio del mar, son parte de los placeres de un viaje en cruceros.

Las 6 salidas a bordo del MSC Poesia, que incluyen el paquete de bebidas, están programadas para el 02, 11, 20 y 29 de Febrero y para el 09 y 18 de marzo, entre otras, con un recorrido de nueve noches cada una. Estos viajes se pueden abonar con tarjeta de crédito MasterCard en hasta 10 cuotas en pesos sin interés.

En el MSC Poesia, los huéspedes podrán disfrutar de las fabulosas playas de Brasil y Uruguay mientras descansan y disfrutan de las comodidades que pueden encontrar a bordo. El MSC Poesia cuenta con 16 bares inspirados en diferentes temáticas y con una selección única de vinos y alimentos. Cuenta además con 2 restaurantes principales, Il Palladio y Le Fontane, con una importante oferta gastronómica de gran variedad de platos. También pueden ir al restaurante a la carta, L’Obelisco, donde una simple comida se convierte en una gran experiencia culinaria y elegir variados menús de hasta cinco pasos.

Una gran aventura

Cuando el MSC Poesia se aleje del puerto de Buenos Aires irá rumbo a Punta del Este (Uruguay). Luego de visitar el país vecino, zarpará hacía Brasil visitando las costas de Ilha Grande/Angra, Río de Janeiro, Ilhabela, Cabo Frío y Búzios, alternando sus recorridos según su itinerario.

Brasil es un destino que ofrece variados paisajes y posibilidades. Río de Janeiro, es una gran ciudad, con hitos monumentales, múltiples playas como Copacabana e Ipanema, música, y multicultural gastronomía. Cabo Frío es un destino recientemente incluido por MSC Cruceros, siendo un puerto con una rica historia local y lugares de interés histórico.

La ciudad ostenta nueve de las mejores playas de Brasil, de la cual la Playa Forte con su antiguo fuerte defensivo, es probablemente la más conocida. En cambio, la visita a Ilhabela, es conocer el único municipio-archipiélago brasileño oceánico, con inmensas playas para caminar, siendo también muy popular para hacer deportes acuáticos, como buceo y snorkeling descubriendo los secretos escondidos de la zona. En Ilha Grande los huéspedes, si lo desean, pueden diseñar su propia excursión en una lancha con conductor para un itinerario de 6 horas. En esta aventura se pueden visitar playas como Laguna Azul, Saco de Ceu, Praia, entre otras. También se realiza una caminata de casi 3 horas para admirar la evolución histórica de Brasil, desde la colonia, pasando por el imperio, hasta la actualidad.

Artículo anteriorLATAM TRANSPORTA MUCHO AMOR
Artículo siguienteMARRIOTT DA LA BIENVENIDA