En una época donde todo es inmediatez, superinformación, transversalidad de las redes sociales y, sin miedo a decirlo, efímero, llega Madryn y propone su 9na edición de Madryn al Plato. Un Festival de sabores, aromas, colores y una invitación a volver a los sentidos descubriendo la identidad patagónica poco conocida de la gastronomía de alto nivel.

Ahí donde cada año se esperaba la llegada de las ballenas para iniciar la temporada, un soñador llamado Gustavo Rapetti se animó a salir a golpear puertas para crear un evento que no sólo logró, con grandes esfuerzos, romper la estacionalidad de la temporada alta, sino unificar el trabajo de los productores artesanales locales y los mejores cheff locales.

Madryn al Plato, que se realiza este año el fin de semana del 9 de julio, reúne  a grandes maestros como Dolli Irigoyen (la Madrina), Cristina Petersen, Pedro Lambertini. Anthony Vazquez, Joaquín Grimaldi, Damián Cicero y Gustavo Lena, entre otros muchos. Dan clases, recomendaciones, presentan sus especialidades y se suman a colegas de la región que ya comienzan a dejar huella en la cultura gastronómica local como el Grupo Chúcaro de Chubut, Sebastián Fredes de Esquel, Paula Chiaradia de Trevelin, Federico Fontán de Bariloche, Ricardo Belfiorie de La Pampa, Pablo Soto de Comodoro Rivadavia, Mauricio Couly y Pablo Buzzo de Neuquén.

Los más ricos productos de mar también se venderán en la Feria de Productores y se disfrutarán en un evento Solidario que este año intentará llegar, con la venta de la cocción pública de 50 corderos al palo, comprar un respirador artificial para el hospital de Madryn. La comilona sigue durante todo Julio en el denominado Circuito Gastronómico que ofrece menúes especiales en muchos de los restaurantes de la ciudad.

“Crear Identidad es crear Trabajo” dice Rapetti con una sonrisa de oreja a oreja rodeado de sus amigos profesionales. La gastronomía patagónica casi se empareja, en Madryn,  con la fama de las ballenas, que en julio llegan de a cientos y se ven desde la costa misma donde uno se sienta a comer delicias pescadas en el día.

Pronta a responder dudas, Georgina Frutos, Presidenta de la Asociación Hotelera Gastronómica de Madryn, asegura que la visita a Madryn es una de las más acomodadas de la Patagonia en cuanto a tarifas donde la habitación doble cuesta un promedio de $1200 y se come muy bien por $300 pesos por persona.

La hoy Ministra de Turismo de Chubut, Cecilia Torrejón, quien no podía faltar en la presentación que se realizó en el restaurante Bella Italia de Capital Federal, acompañó el entusiasmo. Ella sabe, por experiencia de años, que el desarrollo del turismo es un trabajo donde no todo es pura naturaleza. En Madryn, durante su gestión, demostró que junto a la comunidad, los prestadores de servicios y los productores artesanales se puede planificar un producto turístico que como resultado engendró otros tantos festivales gastronómicos que se extendieron en los últimos años por toda la provincia.

 

Escrita por @kansandra

Artículo anteriorTIPS PRÁCTICOS PARA VIAJAR
Artículo siguienteEL ESQUI AVANZA EN CALAFATE