LUIGI BOSCA
Luigi Bosca

La llegada de la primavera invita a disfrutar de vinos más afrutados, ligeros y frescos que aquellos que se beben en invierno.

Sin embargo, también deben ser seductores, sofisticados y elegantes. Entre los estilos que cumplen con todas las expectativas, los rosados son protagonistas indiscutidos para esta época del año, ya que, por su versatilidad, su frescura y su amplio abanico frutal pueden disfrutarse en un sinfín de situaciones: de aperitivo o bien acompañando finger food, piezas de sushi, ostras y pescados varios.

Para celebrar la estación más esperada del año, Bodega Luigi Bosca | Familia Arizu propone disfrutar la explosión de aromas y sabores de Luigi Bosca Rosé, un vino romántico, seductor y mágico. Diferente y sofisticado, el concepto innovador que da nombre a este vino es un guiño al aforismo “Rosa es una Rosa es una Rosa”, escrito por Gertrude Stein en 1913 como parte de su poema “Sacred Emily”. La frase expresa que tan solo basta con nombrar una cosa para invocar el imaginario y las emociones asociadas con el objeto. En este poema, la rosa se hizo roja por primera vez en la historia de la poesía en cientos de años.

Elaborado a partir de uvas Pinot Gris y Syrah, este singular ejemplar es frutado, con aromas y sabores que recuerdan a miel, jengibre y especias como canela, con un toque floral y mineral.

Precio sugerido al público: 260 pesos.

La Bodega Luigi Bosca, profundamente arraigada en la historia vitivinícola de Mendoza, fue fundada en 1901 por Don Leoncio Arizu, descendiente de una familia europea dedicada al vino desde el siglo XVIII. El legado de Leoncio Arizu continúa hoy, luego de más de 110 años, en manos de sus nietos y bisnietos que mantienen esa tradición de producir grandes vinos.

Los Arizu han sido protagonistas de los grandes cambios de la vitivinicultura nacional, incluso participando activamente en la fundación de la primera D.O.C. de la Argentina, en 1989: la Denominación de Origen Luján de Cuyo.

La innovación permanente, el espíritu de trabajo y la constante búsqueda por encontrar la máxima expresión del vino argentino, que desde siempre caracterizaron a los Arizu, han hecho que la bodega haya logrado un reconocimiento basado en ofrecer vinos con personalidad y estilo propio, que expresa las mejores características del terroir y representa el estilo de la región, su cultura y su gente.

luigi bosca, vino, gourmet, mendoza, wine, malbec

Artículo anteriorMultiplicando oportunidades, ahorrando recursos.
Artículo siguienteLATAM AIRLINES RECIBE EL PRIMER A320