Dirigido por Hernán Findling, protagonizado por Vanesa González, Fede Bal y Christian Sancho, propone un homenaje al cine de terror de los 80 y 90 a partir de un juego inquietante entre realidad y ficción.

Artículo anteriorMcDonald’s mantiene su restaurante de Villa Olímpica en Barcelona
Artículo siguienteEl amor, la música y la búsqueda del éxito, el cóctel perfecto de “Guerra de ídolos”