Nuestro país es un gran consumidor de sidra. Se ubica en
sexto lugar entre los principales del mundo, solo detrás del Reino Unido, España y Estados Unidos. Por eso, tiene un potencial muy grande para lograr desestacionalizar su consumo que, generalmente, suele darse en los últimos meses del año.

En Argentina, las marcas de CCU son líderes de mercado: llevan más del 50% del market share y 7 de cada 10 argentinos las prefiere por sobre otras.

Los cambios de preferencia e interés por parte de los consumidores y la sólida posición de marcas como Sidra 1888, Sidra Real y Sidras Pehuenia, le dieron el espacio a CCU de lanzar un portafolio completo de sidras en lata y continuar con su plan para que esta bebida se disfrute todo el año.

“Nos caracterizamos por estar siempre en constante movimiento. La innovación en materia de productos y empaques es central en nuestro día a día. La lata de 473 cc. permite un consumo
individual y responsable, y nos da un lugar en nuevas ocasiones de disfrute, complementando los portfolios de las marcas en sus clásicas presentaciones de 750 ml. y 500 ml.”, comentó Vanina de
Martino, Gerente de Marketing Sidras, Vinos & Spirits de CCU Argentina.

UNA PROPUESTA DE CONSUMO MÁS PRÁCTICA

Sidra 1888, la marca premium que lidera la transformación de la categoría en nuestro país, incorpora el formato lata de 473 cc. tanto para la versión regular como para 1888 Rosé.

Por su lado, la sidra de mayor trayectoria, Sidra Real, con sus clásicas variedades etiqueta negra y etiqueta blanca, ahora suma a su propuesta un nuevo sabor y presentación: Citrus
(combinando las mejores manzanas con limón y pomelo), logrando un producto refrescante, de dulzor equilibrado y fácil de tomar.

Finalmente, una marca inquieta y joven como Sidras Pehuenia no se podía quedar atrás. La propuesta de originales blends de manzanas seleccionadas del Valle de Río Negro e inesperados
ingredientes, se suma a la tendencia de latas para su sabor Ginger (con notas cítricas, herbales y levemente picantes).

La lata se suma a la familia de productos de la marca de botella de 500ml: Sweet Cider (dulce con tonos agrestes), Cardamom & Cucumber (pepino y cardamomo, con notas herbales) y Dry Cider (una sidra seca al estilo cortes europeos).

Un dato no menor es que se tratan de bebidas sin TACC, por lo cual son aptas para celíacos.

BENEFICIOS DE LA LATA

Se trata de un formato práctico que logra enfriarse de una manera mucho más rápida. Además, favorece el consumo individual ya que es la medida perfecta para uno o dos vasos. También es ideal para disfrutar acompañado, lo que permite incorporarla en nuevas ocasiones de consumo por su practicidad para el traslado.

“La lata permite un uso más eficiente del agua en la producción, es infinitamente reciclable, requiere menos consumo de combustible para el transporte y menos energía en el enfriado. Además, mantiene la calidad del producto por largos períodos de tiempo”, complementó De Martino

Para los amantes de la sidra, ya es posible conseguir el nuevo formato en las principales cadenas de supermercados del país y en los canales de ecommerce de La Barra y en Tienda Pehuenia.

Artículo anteriorQuerciali y Lammens firmaron un convenio para el financiamiento de obras de infraestructura turística
Artículo siguienteCon la reinauguración de la Primera Confitería, el corazón del cerro tucumano vuelve a latir