La OMT y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) han presentado un informe conjunto sobre el uso de big data para mejorar la planificación y la gestión del turismo._

El informe contiene ejemplos de toda la región de Asia y el Pacífico, al tiempo que muestra las principales tendencias en el uso de big data en el turismo, a la vanguardia de la tecnología y la innovación.

El informe también deja claro el papel que pueden desempeñar los big data en la recuperación y la medición de las dimensiones económica, social y medioambiental del turismo.

LOS DATOS REFUERZAN LA CAPACIDAD DE TOMAR DECISIONES

El turismo sufrió en 2020 la mayor crisis de la historia. Las llegadas internacionales cayeron un 73% en 2020. En 2021, es probable que la caída sea del 70% y del 75% respecto a los niveles de 2019.

Mientras el sector trata de recuperarse, los datos y la inteligencia de mercados resultan fundamentales para mejorar la preparación de los destinos, las empresas y los trabajadores del sector turístico en un panorama en constante evolución.

La pandemia de COVID-19 también ha acelerado el cambio hacia
la digitalización y, por tanto, ha puesto de manifiesto la necesidad de disponer de inteligencia y de datos relevantes y fiables para gestionar el turismo.

Artículo anteriorCelebra las fiestas en el Faena, una experiencia sensorial y trascendente
Artículo siguienteEl primer vuelo regular de Rusia en año y medio llegó a La Habana