La tierra, con su sinfónico giro y sus movimientos orquestados, vibra con un aura ligera. Pero si nos detenemos y vemos más allá de su velo natural, podemos percibir como emana su energía.

Existen lugares que nos transmiten diversas sensaciones y nos dan un nuevo aire a nuestra existencia. Muchos de ellos ya eran considerados sagrados por los pueblos originarios y aún conservan la magia que los caracteriza.

Si tenés ganas de armonizar con la naturaleza, te proponemos dos lugares para visitar: La Olla, un «Rehue» Mapuche – Los Toldos. La ciudad de Los Toldos debe su nombre a la gran comunidad Mapuche que se asentó en el lugar a fines del siglo XIX y se mantiene en la zona hasta el día de hoy.  Allí se encuentra La Olla, un lugar sagrado o “Rehue” que originalmente fue utilizado como un lugar de protección y es considerado como un polo energético donde los locales van a pedir fuerza natural.

El lugar forma parte de un circuito cultural pero se debe ingresar con invitación y el acompañamiento de algún miembro de la comunidad.

Existe la teoría de que los primeros hombres que llegaron a América, lo habrían hecho provenientes de Asia a través del Estrecho de Bering, un angosto paso que separaba ambos continentes. Se admite también la llegada por mar de grupos polinesios y melanesios procedentes de las Islas del Pacífico Central y Sur. Una vez que estos grupos se contactaron con el medio americano, fueron desarrollando civilizaciones propias que lograron altos niveles de desarrollo en Centroamérica y América del Sur (Perú).

Los primeros habitantes de Chile ingresaron al territorio por las mesetas altoandinas del extremo norte y por los pasos cordilleranos en la zona centro y sur, hace aproximadamente catorce mil años. Entre ellos es posible distinguir aquellos pueblos primitivos o recolectores, y los que logran una mayor jerarquía cultural aunque sin alcanzar una organización político-social elevada.

Al igual que sus ancestros, ellos subsistieron también gracias a la caza de grandes animales como mastodontes, perezosos gigantes y algunos ejemplares extintos como el caballo americano.

 

Artículo anteriorSKY ofrece Plan de Apoyo a Pasajeros por el Paro
Artículo siguienteBuenos Aires, entre las 50 ciudades más lindas del mundo