La inteligencia artificial (IA) cada vez más cerca, promete mejorar la seguridad de los vuelos y bajar los costos del pasaje.

Con la llegada del Big Data y el creciente poder de las computadoras, la inteligencia artificial ha avanzado en los últimos años. Sabemos que uno de los factores a la hora de operar en los vuelos comerciales, la presencia de los pilotos en la cabina es crucial. Pero es posible que en un futuro, la Inteligencia Artificial se ocupe de diversas tareas en el mundo aeronáutico. También se plantea la incorporación de soluciones y aplicaciones de IA en el control de Tráfico Aéreo, con el objetivo de ayudar a organizar y recopilar los volúmenes de datos y poder tomar desiciones de manera certera y rápida. Y desde el lado de los pasajeros, contribuirá a reducir el precio de los pasajes. Esta tecnología también se ha introducido en el áerea del marketing digital, sobre todo en lo relacionado con la atención al cliente.

Debido al crecimiento de la industria de la aviación comercial, es necesario contar con la tecnología para gestionar ese nuevo tráfico de aviones.

No hay dudas de que la IA está colaborando cada vez más con la aeronautica y en otras

áreas, en las que la tecnología es esencial que exista con el objetivo de mejorar su rendimiento, seguridad y eficacia.

Según Miguel Ángel Piera, catedrático español de Ingeniería de sistemas y automática de la Escuela Aeronáutica de la UAB, “veremos aviones sin pilotos, pero no antes de 20 años. Va ser un ahorro importante. Por ejemplo, los aviones de carga que hacen trayectos muy largos, actualmente necesitan dos tripulaciones. Y eso es muy caro. Además, en cualquier tipo de transporte, la mayor parte de los errores se producen por culpa de los humanos”.

Alberto Rey-Villaverde, director de ciencia de datos e información de EasyJet, opina que la “IA puede ayudar a los pilotos a ser mejores pilotos”, y se puede usar para mejorar su entrenamiento, ya que “actualmente se dedica mucha tecnología y dinero a formarlos”, asegura. Sería interesante que tuviera incorporada una IA que aprendiera de ellos y la capacidad de reacción de los pilotos en caso de emergencia.

Pero en área de Control de Tráfico Aéreo, “el gran problema actual es la gestión del tráfico aéreo, que está muy congestionado. Hay muchas zonas con un espacio aéreo saturado. La única manera de solucionarlo es que los aviones puedan estar más juntos”, explica el profesor Miguel Sureda, coordinador del máster en Ingeniería aeronáutica y espacial de la UPC en España. La IA es capaz de realizar mejores métricas para calcular las trayectorias que van muy llenas y mejorar su capacidad. Los algoritmos permitirán aumentar de forma segura el número de aviones en el aire y reducir la distancia de seguridad entre ellos.

La gestión del tráfico por IA hará que aumente el número de aviones en el aire, lo que repercutirá en una baja del precio de los pasajes, y además aumentará la seguridad. Si no se actualizan las técnicas actuales, el rápido aumento del tráfico aéreo podría poner en peligro el alto nivel de seguridad de la aviación. La capacidad de la IA para predecir los posibles peligros para la seguridad en tiempo real la convierte en una herramienta fundamental de apoyo, ya que, las técnicas y los algoritmos se adaptan, personalizan y prueban, para garantizar su eficacia en todos los escenarios de seguridad, como por ejemplo aproximaciones inestables, avisos de proximidad a tierra, pérdidas de separación en vuelo y seguridad de la pista.

De todas formas, ya hay cosas en las que se aplica, venta de pasajes y relación con los clientes.“Nosotros ya aplicamos IA en nuestro motor de precios, desde el 2011, con una red neuronal que toma decisiones, y también para predecir la comida que se va a comer a bordo. Cuando implementamos este algoritmo tuvimos reducciones del 50% en el desperdicio de alimentos, y ha ido mejorando”, dice el responsable de IA de EasyJet.

Los expertos del sector ya han probado las numerosas ventajas de invertir en IA para mejorar su estrategia de marketing. Ya que esto permite crear perfiles de usuario con los que puede segmentar el mercado. Conocer en profundidad cómo es el ciclo de compra y cuáles son los intereses del mismo analizando su consumo anteriormente.

Además ayuda a personalizar la estrategia de marketing de la aerolinea en función de cada tipo ideal de cliente. Favoreciendo la interacción de la empresa con los usuarios, sin necesidad de la intervención humana. (Atención al cliente)

Las aplicaciones de la IA en el Marketing digital de las Aerolineas hoy en dia cuentan con Chatbots que les permite la interacción con el cliente simulando una conversación humana a partir de las dudas o consultas más frecuentes de los usuarios.

Tambien se la ha utilizado para diseñar programas de creación de contenido de forma rápida. La IA recopila información vital de los usuarios para crear textos que respondan a sus necesidades. Incluso el uso de un lenguaje persuasivo para convencerlos de realizar una acción determinada (compra de pasajes).

Se la utiliza como filtro de contenido, además de crear, la IA permite filtrar esos datos con el objetivo de mostrar a los usuarios únicamente la información que realmente les interesa. Todo ello a partir del comportamiento de perfiles similares de usuarios. Lo que se resume en más ventas y, en consecuencia, el incremento de los ingresos.

Como otro uso frecuente de esta tecnología es en las plataformas de anuncios, es la automatización y personalización de la estrategia de Marketing Digital. Este tipo de programas ayudan a crear campañas con objetivos concretos y anuncios específicos.

Y por ultimo la personalización de emails. La IA en las campañas de e-mail mkt permite crear mensajes según los tipos de usuarios. Incluso, analizan los horarios en los que los clientes son más activos para lanzar su campaña en el momento justo con el objetivo de que tenga mayor visibilidad.

En la IA distinguimos cuatro generaciones:

En la primera podemos encontrar el razonamiento impulsado por el sistema de la aeronave y toda la información que recibe un piloto. En la segunda generación entra en juego el término Big Data, en el cual lo fundamental es la gran cantidad de datos recopilados. En el contexto de la aviación, todos los procesos de seguridad ligados al reconocimiento facial.

La tercera generación está relacionada con el Big Data y razonamiento más “humano”. Supone la optimización de la intercomunicación entre empresa-usuario y acortando los tiempos de “recolección de datos”. Y por ultimo, en la cuarta, es la idea de obtener

patrones cambiantes con los datos que ya hemos obtenido y dependiendo cada situación. Como por ejemplo, la creación de aviones autónomos que tengan en cuenta todos los parámetros para realizar un vuelo seguro y que sepa actuar eficazmente ante cualquier situación que no esté prevista gracias a los datos de los que dispone.

Ya se está utilizando, aunque no lo sepamos o no la percibamos. La automatización de los procesos de publicidad y venta, el análisis de los perfiles de usuario y su comportamiento al momento de comprar, el servicio al cliente, como tambien la operación entre piloto- maquina, y la relacion entre persona y la toma de decisiones, entre otros, son campos del sector que seguirán alimentándose de la tecnología IA para ser cada vez más eficaces.

Así y todo, la IA genera miedos y hasta rechazo al momento de mencionarla. Pero ya es una realidad que esta cada vez mas sumergida en nuestras vidas aunque no nos demos cuenta. Al final, si mejora nuestra experiencia a la hora de volar y nos sale más barato. ¿Le vamos a decir que no a eso?¿Cómo afectará la IA al trabajo? La respuesta es simple: No solo transformará a las empresas sino también a las personas, que se tendrán que readaptar a nuevos sistemas.

Artículo anteriorVitrina Turística de ANATO 2021 cumplió expectativas de expositores y visitantes Profesionales
Artículo siguienteLa bajante del río Paraná también afecta al turismo en Rosario