Las autoridades japonesas ampliaron las restricciones de entrada indefinidamente debido a la amenaza de la propagación de la cepa del coronavirus ómicron, comunicó el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, durante una conferencia de prensa que ofreció este martes.

«Se han impuesto restricciones de entrada, que incluyen la prohibición de expedir nuevos visados a los extranjeros, hasta finales de diciembre. Sin embargo, aún no tenemos información científica sobre el grado de contagio de la cepa ómicron y la probabilidad de que los infectados presenten síntomas graves», subrayó este alto funcionario. «Por lo tanto, se ha decidido prorrogar las restricciones indefinidamente», añadió.

Japón estableció hace un año una prohibición total para expedir nuevos visados, que suavizó el mes pasado. Debido a la propagación de la cepa ómicron por todo el mundo, Tokio retomó su política anterior de cierre casi total de las fronteras japonesas a partir del 30 de noviembre.

Fuente TASS

Actualmente, en Japón solo pueden entrar libremente japoneses, diplomáticos acreditados y personas de otros países con permiso de residencia permanente o de larga duración. Las autoridades locales permiten visados muy limitados en casos excepcionales, como por motivos humanitarios.

Artículo anteriorEl primer vuelo regular de Rusia en año y medio llegó a La Habana
Artículo siguientePreViaje: tres millones de argentinos ya usaron el programa turístico