La actriz y vedette ingresó a un hospital de Pergamino a causa de un deterioro físico y cognitivo y necesita que la trasladen a Mar del Plata. Su marido, Julio Fernández, explicó que enfrentan dificultades económicas para afrontar los gastos de medicamentos.

Artículo anteriorVIPS Smart abre sus puertas en Alcázar de San Juan
Artículo siguienteTras recibir el Goya de Honor, la española Ángela Molina se luce en «Charlotte»