Entre los países que mejor recuperación ha tenido en el transporte aéreo se encuentra Colombia, uno de los sectores de mayor relevancia para el desarrollo de un territorio y el fortalecimiento de su turismo; un aspecto clave para la economía de un destino; y un generador de empleo y riqueza.

“Conscientes de la importancia del restablecimiento de la conectividad nacional, el Gobierno, junto con el sector privado, ha trabajado de manera prioritaria en el mejoramiento de la infraestructura aeroportuaria y la reactivación de la rutas y frecuencias. Esto ha impulsado a los colombianos a planear más viajes al interior del país”, explicó Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de ANATO.

Basado en datos de la Aeronáutica Civil, ANATO estima que entre enero y agosto de 2022, alrededor de 21,9 millones de pasajeros se movilizaron en vuelos nacionales regulares, alcanzando así un incremento del 24%, en comparación con los registrados en el mismo periodo de 2019.

Igualmente, de acuerdo con información de Procolombia, el crecimiento en el número de frecuencias fue de 4%, pasando, de 5.905 en agosto de 2019, a 5.929 en el mismo mes de 2022; y la ampliación en las rutas aumentando un 37%, teniendo en cuenta que en el mismo periodo de 2019 operaban 182 y en el de este año, 249.

Cabe destacar el esfuerzo que se ha realizado por llegar a lugares no tradicionales, pues el número de ciudades con las que se conecta el país, pasó de 45, en 2019 a 50, en 2022, siendo estas Aguachica, Nuquí, Paipa, Providencia y Tolú, permitiendo así la entrada de 36 frecuencias semanales directas más de las que se tenían en 2019.

“Existen muchos destinos que están esperando ser explorados, y para ello, la conectividad aérea de Colombia debe seguirse fortaleciendo. Esto a su vez consolida la oferta de las Agencias de Viajes y beneficia a los viajeros naciones e internacionales que buscan, en su visita al país, hacer circuitos por nuestras regiones”, señaló la dirigente gremial.

Artículo anteriorMondo Pizza en La Rural
Artículo siguienteSan Nicolás llega a la FIT para ofrecer playa, naturaleza y río