El 16 de marzo de 1996 la banda neoyorquina le ponía fin a su carrera con un concierto en Buenos Aires. La inédita devoción del público argentino le confirió al grupo una celebridad con la que no había contado en ningún otro país.

Artículo anteriorLlega el Concierto de Tango Kol Nidrei con Lisandro Adrover
Artículo siguienteEl enoturismo, una opción para el empleo y el desarrollo rural