En Guía Viajera, entrevistamos a Alejandro Ibarra, actor, bailarín, cantante, coreógrafo, que en este momento está presentando su último trabajo “El show de la bronca”. Leandro, te paso el cuestionario que le hice responder a Alejandro Ibarra, actor, bailarín, cantante, coreógrafo, que en este momento está presentando su último trabajo “El show de la bronca”.  La nueva propuesta escénica de Alejandro Ibarra integra la danza y el teatro. 7 hombres y 1 mujer en un espacio despojado palpitan la ira del ser urbano.

El SHOW DE LA BRONCA explora los matices de este sentimiento que nos inunda en la vida metropolitana. El enfrentamiento de bandos, la competencia entre unos y otros, la pertenencia a uno o a otro lado es un aspecto simple de nuestro funcionamiento como sociedad, pero que en ocasiones nos enfrenta a nuestras peores miserias.

¿ Cuál fue tu primer viaje solo?

A Asunción, Paraguay. Fui a los 11 años, a visitar a un amigo de la infancia que se había mudado a Asunción.

¿ Cuál es tu destino favorito?

Amsterdam, aunque fui una sola vez. Es el Disney de los adultos. Lo tiene todo. Encontrás paz y tranquilidad en sus calles y en sus canales, y también encontrás rock y quilombo en los bares y coffee shops.

El highlight es la casa de Ana Frank, que aparte de ser un lugar muy movilzante por lo que significa, está muy bien armado todo el recorrido. Te van contando cronológicamente la historia de la familia a medida que vas recorriendo las habitaciones.Vale la pena hacer la cola para ingresar.

¿ Dónde fue tu ultimo viaje ?

Mi último viaje fue a New York. Trato de ir cada tanto para ver obras de teatro y para tomar clases de baile. Es una manera de estar actualizado, por mi trabajo.

Lo más novedoso que hice esta vez fue ver un partido de basquet en el Madison Square Garden. Es un show. En donde todo lo que rodea el partido resulta más divertido que el partido en sí. La comida, los shows en los entretiempos, el estadio, es maravilloso.

¿ Qué cosa no puede faltar en tu viaje?

Trato de que no falte el arte, ya sea yendo a museos, a teatros, a ferias, etc. Trato de buscar eventos pequeños, todo lo que no está armado en gran escala para el turista.

¿ Viajas mucho por trabajo? ¿ A dónde? 

Viajé a Quito, Ecuador para coreografiar el musical West Side Story (Amor sin barreras), y fue un lugar que me sorprendió por la calidez de su gente y por lo pregnante de su cultura. Recomiendo tomar el famoso «canelazo», un cocktail caliente de canela y aguardiente.

Trabajé durante cinco meses en Oslo, Noruega, en un musical (The Dancin’ Man, un homenaje a Bob Fosse). Recuerdo el museo de Edvard Munch y de la curiosa anécdota policial de cómo el cuadro «El grito» ha sido robado y recuperado.

También recuerdo salir de mi departamento para ir al supermercado y encontrar a una cuadra el cementerio en donde está enterrado Henrik Ibsen.

¿ Tenés alguna anécdota divertida de tus viajes?

Más que nada curiosa. El primer día que llegué a Noruega me llevaron a ver el musical Evita, en Noruego por supuesto. Pero no fue para nada divertida. Más bien fue un horror. Luego tuve que saludar a la protagonista y hacerme el emocionado, cuando en realidad me había parecido un bolazo.

¿ Qué extrañás de tu país cuando viajás?

El bidet

.¿ Qué destino te encantaría conocer?

Machu Pichu, Cuba y Grecia! Pero Grecia en su verano.

Artículo anteriorPRIMAVERA EN LA CANTERA
Artículo siguienteLA PECORA NERA GRILL