La cita gastronómica más esperada del calendario anual de la capital, Gastrofestival Madrid, que se celebrará del 24 de enero al 9 de febrero, regresa con interesantes novedades. Una de las más destacadas es «Bocados decimonónicos», un taller ofrecido por el Museo Cerralbo en colaboración con el cocinero Íñigo Carretero y en el que se replicarán algunos de los platos más célebres del siglo XIX.

Esta actividad, que se realizará el 25 de enero y el 8 de febrero, incluye una amplia introducción sobre las costumbres culinarias de este periodo histórico y una clase práctica en la que se cocinarán recetas tan singulares y deliciosas como la salsa Monglas o los huevos Meyerbeer, reinterpretadas desde la óptica de la cocina contemporánea.

Una oportunidad única de adentrarse en las corrientes gastronómicas y en los gustos de la sociedad de la época, para cuya organización se han tomado como base las cartas conservadas en el archivo de esta casa-museo. Unas cartas que corresponden tanto a banquetes ofrecidos por el marqués de Cerralbo en su propia residencia como a menús degustados por él y su familia en diferentes hoteles o establecimientos y en los que predomina la cocina internacional francesa y las corrientes regionalistas.

Artículo anterior25 MIL HABITACIONES EN EL CARIBE Y MEXICO
Artículo siguienteLA PELOTA NO DOBLA, VUELA