En octubre, en Monserrat, abre Fresco, un restaurante diurno, al paso, pero que no se trata de un despacho veloz. Un emporio de comida rica, saludable, fresquísima. En el backstage, tiene un equipazo de lujo: el cocinero Fernando Trocca, el diseñador Horacio Gallo y el barman Tato Giovannoni que por primera vez se juntan para volcar su expertise en este proyecto que será, sin duda, una de las grandes aperturas del 2015.

Con Fresco llega la gran buena nueva gastronómica de 2015. Es la primera vez que un restaurante de comida rápida, pensado para quienes trabajan en el centro porteño, lleva la firma de un trío de pesos pesados de la industria como lo son Fernando Trocca, Tato Giovannoni y Horacio Gallo, cada uno, referente indiscutido en sus diferentes disciplinas.

Por el otro lado, Fresco es un proyecto que levanta alto la vara. Y rompe con los moldes conocidos. No solo propone comer rico, comer sano sino que hace una apuesta aún más atrevida: tendrá una carta que se irá armando únicamente con productos de estación. 100% frescos y en su gran mayoría, naturales, sin pesticidas ni aditivos. Con trazabilidad comprobada que parte de de una búsqueda exhaustiva que derivó en reunir a los mejores productores locales, con fuerte conciencia ecológica.

EL DREAM TEAM

Fernando Trocca
Sucre, en el Bajo Belgrano. Santa Teresita, en José Ignacio y la cadena internacional Gaucho (con sede en Londres) son algunos de los proyectos emblemáticos en los que participa este gran cocinero argentino. A punto de terminar su primer libro “TROCCA”, que llegará a las librerías en noviembre, se involucró de lleno en Fresco, diseñando el adn gastronómico y la carta de comidas del emprendimiento.

“Me atraen los proyectos gastronómicos serios, y Fresco lo es en todos sus aspectos: desde sus socios y el concepto que los guía hasta el equipo que convocaron, tanto en lo profesional como en lo humano”.

Pero hay más frecuencias en las que sintonizan. “Instalarse en Monserrat fue una gran idea: significa poder brindarle a la gente que trabaja (y que no tiene demasiado tiempo para comer) sabor y salud con un toque especial”.

En la carta que armó revela algunos de los platos insignes: sandwich de pollo asado con panceta, tomate y hummus; wrap de pato asado, cebolla y espinaca; calabaza asada con pepino, lechuga y pistachos y ensalada de palta, olivas verdes, lechuga, tomate y almendras tostadas.

TATO GIOVANONNI
Tato Giovannoni –instalado en Río de Janeiro, este barman de culto, creador del Gin Príncipe de los Apóstoles y co propietario de Florería Atlántico- aceptó un desafío que lo sacó de su zona de confort: fue convocado para desarrollar una línea propia de bebidas a base de jugos naturales (que irán cambiando con el correr de las estaciones) y aguas mineralizadas diseñadas exclusivamente para Fresco. Cada botella será reciclable, una constante en el compromiso con el medioambiente y la sustentabilidad por parte de la empresa.

Me gustó la idea desde el inicio, cuando me lo propusieron, no lo dudé, dije: “Estoy adentro, cuenten conmigo. Luego lo confirmé cuando nos reunimos. Escuché en detalle el proyecto, intercambiamos ideas, experiencias. Realmente me parece serio, profesional, creativo y distinto. Es un grupo realmente fantástico; logramos una excelente química”.

HORACIO GALLO
Este gran maestro del diseño que le dio identidad a los proyectos gastronómicos más brillantes de los últimos tiempos (Tegui, Oporto Almacén, Sudestada, Piso Tres, entre otros), fue convocado desde el día uno para hacerse cargo de varios áreas decisivas que incluyen, además del diseño interior, el diseño de marca, del logotipo, los uniformes, la vajilla y el packaging, elemento crucial ya que Fresco se ancla fuertemente en el take-away.

“Me interesó el desafío de superar a la competencia. Me encontré con gente agradable y seria, me gustó el nombre (fue un factor decisivo: alguien que le pone a su lugar “Fresco” piensa frontalmente, como me gusta pensar a mí, me dije) y me pareció fabuloso el lugar: nuevo confort y nuevo lujo en Monserrat. Y, por supuesto, el equipo de trabajo. Por ejemplo, a Fernando Trocca lo conocía socialmente pero nunca habíamos trabajado juntos. Con él la cosa ya es telepática. No se trata de en qué puntos estamos de acuerdo: estamos de acuerdo”, dice Gallo.

Artículo anteriorTAM CON NUEVO HANGAR
Artículo siguienteBIENVENIDOS A CHINA