Especial por @kansandra

 

El azar de esta profesión de periodista de turismo me llevó a una de las pocas provincias argentinas que me faltaba conocer: Formosa.

Apenas tres días fueron suficientes para descubrir tal vez uno de los sitios más vírgenes y genuinos del país. Un lugar donde la naturaleza se expresa en su máximo potencial y miles de hectáreas permanecen aún hoy libres de la intervención del hombre.

Las selvas en galería, ubicadas en las veras de ríos, esteros y bañados son el hábitat perfecto donde fauna y flora conviven con la más absoluta soledad. Bosques de quebracho,  guayacán, algarrobo y palo santo y millones de palmeras dispersas en diversos tamaños ocupan casi 5 millones de hectáreas donde habitan, por ejemplo, 500 especies de pájaros, pumas y mulitas,  tapires, pecaríes y decenas de otros animales terrestres y acuáticos.

Formosa es sin dudas un lugar donde el amante de la naturaleza se va a sentir en su ambiente. Donde no existen los grandes campos de soja que arruinaron la tierra y los pequeños productores  cultivan desde frutos exóticos hasta pomelos de medio metro de diámetro para el consumo local.

Este año parece que finalmente los formoseños se decidieron a abrir sus puertas y mostrar sus bellezas al gran público. Por primera vez comienzan a considerar al turismo como una política de Estado y eso está acompañado por la inauguración de muchos alojamientos y hoteles de diversas categorías. Estos se ubican en alguna de las cinco zonas delimitadas para su desarrollo: la del oeste, centro, sur, norte y litoral, cada una de ellas con su particularidad.

Estas cinco regiones son las protagonistas de la nueva política de Estado que tiene a su cargo el Ministro de Turismo Ramiro Fernández Patri, quien junto a sus colegas de las provincias litoraleñas Chaco, Corrientes y Misiones se han puesto en campaña para potenciar la región del NEA (Noroeste Argentino)  con circuitos comunes que le darán al visitante rutas específicas para visitar todo el año.

Patri nos explicó que “buscamos ser autosustentables, generar empleo y oportunidades para los jóvenes y en eso el turismo tiene un rol fundamental junto con la producción. Formosa quiere mostrarle a los argentinos una provincia que ha crecido para instalarse en un pie de igualdad con sus pares. No hay que olvidarse que somos una provincia joven que hasta hace 55 años éramos un territorio nacional.  Ahora los argentinos pueden venir y descubrir todo lo que vinimos desarrollando en estos últimos 12 años. Somos el pulmón verde de la Argentina. Estamos convencidos de que vamos a ser el destino alternativo a los tradicionales. Laas Cataratas deberían transformarse en la puerta de entrada a nuestro Bañado La Estrella, los Esteros del Iberá de corrientes, el Impenetrable en Chaco teniendo en cuenta que Asunción, la capital de Paraguay está tan cerca con su Aeropuerto Internacional. Estamos trabajando con todos los Ministros del NEA en la articulación de un Plan Estratégico. Los argentinos deben descubrir como mejoramos nuestros establecimientos hoteleros y la gastronomía propia. El turista nunca se olvida de las experiencias vividas y nosotros tenemos todo para lograrlo”.

Artículo anteriorDISNEY RECIBE UNA NUEVA PRINCESA
Artículo siguienteUNIDOS TRIUNFAREMOS, EL CASO SANTA FÉ PARANÁ