Otra vez, Catamarca vivió un fin de semana largo con muy buen movimiento turístico. Los datos oficiales, relevados por el Ministerio de Cultura, Turismo y Deporte, a través de la Dirección de Calidad Turística, arrojaron que hubo un 76% de ocupación hotelera en todo el territorio provincial del 19 al 21 de noviembre.

Con un promedio de pernocte de dos noches, un total de 13.933 turistas alojados y un total de 20.900 pernoctes registrados, el impacto económico que se calcula dejó el turismo en Catamarca durante el fin de semana largo de noviembre fue de $ 203.108.253, a razón de un gasto diario promedio por persona de $9.718 pesos.

El movimiento económico generado por el turismo tiene impacto a lo largo de toda la cadena de valor que no solo contempla alojamientos, sino también gastronomía, servicios turísticos, transporte, comercios de cercanía y demás.

El promedio de ocupación hotelera provincial se desagrega por localidades que tuvieron ocupación plena y números mucho mayores a la media. Antofagasta de la Sierra, por ejemplo, tuvo un 100% de ocupación hotelera, Fiambalá un 85%, Belén 95%, Andalgalá 89%. Del lado de la región del Valle Central y Este los números también fueron muy positivos: El Rodeo registró un 100% de ocupación hotelera, Las Juntas 95%, Valle Viejo 85%, Capital 85%, La Puerta 90%, Paclín 85%, Fray Mamerto Esquiú 90%, El Alto 100% y Huillapima 90%.

Afianzando el trabajo que se viene sosteniendo desde la reapertura del turismo, los municipios receptores, además de sus atractivos turísticos establecidos, organizaron distintas propuestas de turismo activo, como circuitos de trekking, deportes náuticos, cicloturismo, además de ferias, peñas y festividades populares que se suman a la oferta de opciones para quienes los visitan, incrementando así el interés por los destinos.

«Muy conformes con el movimiento turístico que registramos este fin de semana en Catamarca. Lo más valorable es que, al margen de los números puntuales de noviembre, Catamarca está cerrando un año excepcional en materia turística, donde mantuvimos una demanda sostenida a lo largo de todo el año, que es uno de nuestros principales objetivos de gestión», señaló el ministro de Cultura, Turismo y Deporte, Roberto Brunello. «Ahora nos queda trabajar para el fin de semana largo de diciembre, con la Fiesta de la Virgen del Valle, que sabemos que es otro momento donde, por razones de fe pero también de ocio, muchos turistas nos eligen», finalizó.

Artículo anteriorFin de semana largo: la ciudad de Buenos Aires recibió más de 93 mil turistas
Artículo siguienteIberostar e IHG firman una alianza estratégica para la comercialización de resorts y hoteles