Las autoridades españolas han decidido renunciar a los controles sanitarios para los viajeros de todos los países a su llegada tanto por mar como por aire, informó este lunes el diario El País.

Según su versión, se espera que la medida entre en vigor en octubre o principios de noviembre de este año. En particular, se cancelará el control introducido debido al coronavirus en los puertos y aeropuertos, que hasta ahora incluía al menos la medición de la temperatura, el control de documentos y el control visual del estado físico.

Actualmente, estas medidas se aplican solo a los viajeros de países que no forman parte del espacio Schengen. El 2 de junio se canceló este control para los que llegaban de países de la UE. Próximamente, el Ministerio de Sanidad español publicará una normativa especificando qué documentos deberán aportar los viajeros de terceros países.

Fuentes de la publicación apuntan que bastará con tener un test negativo de COVID-19 o un certificado de enfermedad, que se puede presentar en el punto de salida en lugar de comprobarlo a la llegada a España. Según el diario, en la práctica desaparecerán todos los controles sanitarios que aún se realizan en los puertos y aeropuertos del país.

El Gobierno español ha ido flexibilizando las medidas introducidas a causa del coronavirus de acuerdo con la evolución de la situación en torno a la propagación de la enfermedad. Sin embargo, todavía se requiere el uso de máscaras dentro de los aviones, así como en trenes, autobuses o metros.

fuente TASS News Agency

Artículo anteriorRepública Dominicana, mayor destino de colombianos en lo que va de 2022
Artículo siguienteTodos contra Rusia, cada vez mas paises suspenden ingreso de rusos