Reina entre las tintas, la Cabernet Sauvignon se destaca por ofrecer vinos de mucho cuerpo y gran presencia de taninos. Los varietales de esta cepa suelen tener un color intenso, y aromas que se pasean por la familia de los pimientos y los frutos rojos, además de notas especiadas.

 

Para disfrutar en la mesa, en los últimos días de frío que ofrece el invierno, las bodegas Valle de La Puerta, en el corazón del Valle de Famatina, y Don Manuel Villafañe, situada en Maipú, Mendoza, proponen sus ejemplares de Cabernet Sauvignon más destacados, que a través de la copa, invitan a un viaje hacia otra dimensión, cuando se trate de vivir una experiencia sensorial.

 

Valle de La Puerta Reserva Cabernet Sauvignon: de color rojo rubí intenso con fuerte aroma a frutos rojos maduros, como el de la ciruela, y notas picantes, bien características del varietal. Un ejemplar intenso y bien estructurado, de gran cuerpo, que se propone equilibrado, con un final lleno de matices.

 

Valle de La Puerta Alta Cabernet Sauvignon: resultado de uvas cosechadas a mano en su momento de óptima madurez, este vino luce un tono rojo rubí con reflejos bordó. En nariz se perciben notas a frutas maduras que recuerdan a ciruela y cereza, con dejos de pimientos verdes, y un toque de regaliz, café y vainilla. En boca se presenta elegante y redondo, con taninos dulces y un retrogusto muy agradable.

 

Don Manuel Villafañe Cabernet Sauvignon Reserva: un vino de color rojo rubí oscuro con una nariz intensa que recuerda a ricas bayas de cassis, vainilla y pimienta. De gran cuerpo pero suave y rico, presenta notas como mora y chocolate en boca. El final es largo y elegante, con taninos dulces equilibrados.

 

Don Manuel Villafañe Cabernet Sauvignon Estate: el elegante tono rojo completo, pone a este vino en el podio de los más destacados. En nariz se expresa muy bien, dejando salir las notas a bayas rojas y oscuras, violeta, cassis, y un toque de cedro. En boca es de cuerpo completo con ricas notas de grosella negra y especias. Muy bien equilibrado con taninos suaves y un largo final.

 

Don Manuel Villafañe Aymara, Cabernet Sauvignon: este vino denota un espléndido color rubí profundo. Posee aromas de cedro y especias, y en boca propone un cuerpo medio, con notas suaves de ciruela, grosella negra y especias. Presenta una buena concentración y la cantidad justa de roble, brindando un ejemplar bien equilibrado, con taninos elegantes y un final agradable y persistente.

Artículo anteriorEn Ushuaia esperan la llegada de 540 cruceros durante esta temporada
Artículo siguientePalladium lanza experiencia gastronómica única en Brasil