El escritor y periodista tuvo la virtud de llevar el arrabal porteño al centro de la ciudad a través de sus crónicas y de hacer pública la disputa de los grupos literarios de Boedo y Florida desde las páginas del diario Crítica,

Artículo anteriorBeer&Food abre sus dos primeras dark kitchens franquiciadas
Artículo siguienteEl concurso para elegir la Capital del Turismo Rural 2021 recibe un 20 % más de candidaturas