Finca Don Atilio, ubicada en la localidad de Uribelarrea, Cañuelas, es una opción ideal para visitar durante los fines de semana, experimentar la actividad de una bodega y degustar los vinos que se producen en la provincia de Buenos Aires.

“Nuestro producto principal es el enoturismo, tratar de establecer un contacto con la gente a través de la conversación sobre el vino ya que es un tema que hoy por hoy interesa muchísimo”, explicó Horacio Spinazzola quien está a cargo de la finca.

Este hombre de familia italiana relató cómo surgió la idea: “En el año 1996 se derogó la ley que prohibía el cultivo de la vid de vinificar en la provincia de Buenos Aires y Entre Ríos, y dije: ‘Bueno, nos vamos acercando al tiempo de tener el viñedo’, y después no inventé mucho, extrapolé el proyecto uruguayo, estamos a la misma latitud que Canelones, zona donde anda bien el Tanat, el Syrah y el Merlot».

En diciembre de 2017 finca “Don Atilio” abrió sus puertas a los turistas a quienes ofrece durante los fines de semana una recorrida por los viñedos; luego por el proceso de elaboración en la bodega y finalmente una degustación de vinos con una picada.

Esta bodega se destaca por ser la más cercana a la Ciudad de Buenos Aires, ya que se encuentra a tan solo 63 kilómetros, y además se encuentra a 82 kilómetros de La Plata, la capital provincial.

Artículo anteriorLa Varsovia de Patricia Suarez, segunda Temporada
Artículo siguienteSe realizó el primer fam tour temático a Mendoza