Considerado a priori como un filme menor, sorprendió en las recaudaciones de los cines estadounidenses, donde las salas de Los Angeles reabren en masa.

Artículo anteriorNueva York estrena su primera galería dedicada solo a obras digitales
Artículo siguienteBob Nickas: «Un inadaptado es una forma bastante buena de definir a un artista»