La inmigración impulsó el uso del español en Estados Unidos en las últimas décadas, pero los expertos afirman que hay otros factores en juego, como el alcance global de esa lengua y su historia en Estados Unidos, que arranca con la llegada de Ponce de León a Florida hace 500 años.

Artículo anteriorRestauraron la iglesia de Uquía, monumento histórico de la Quebrada de Humahuaca
Artículo siguienteMurió Diana Rabinovich, destacada psicoanalista, autora y docente que tradujo a Lacan