El hotel Howard Johnson La Cañada fue la sede de la Presentación “El Turismo en Córdoba”, donde empresarios del sector hotelero de la provincia, fundamentalmente en categorías de 4 y 5 estrellas, realizaron recientemente un balance y trazaron las perspectivas de la actividad, hacia un mercado que, en el plano global,  muestra señales de recuperación, tanto en vuelos como en niveles de ocupación. En ese contexto, mientras que el turismo interno muestra un crecimiento a niveles prepandemia, la oferta y demanda de vuelos nacionales están en aumento, con una menor velocidad en los internacionales.

De ese modo, la recuperación plena de la actividad llegaría recién en 2024.

Esas fueron las principales conclusiones del encuentro, que contó con la disertación de Martin Fernández, Manager Industry Relationship, IATA Argentina, Paraguay & Uruguay, y de Marcos Cohen Arazi, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea y del que participaron más de 30 referentes de la actividad hotelera en la provincia.

“Estamos frente al gran desafío de adaptar nuestros establecimientos a un nuevo modelo de consumo turístico, con un fuerte componente de viajeros nacionales, que afortunadamente están impulsando el despegue de la actividad, y una lenta recuperación del modelo receptivo. Debemos prepararnos para un escenario más favorable que se consolidará hacia los próximos dos años”, remarcó Jorge Chemes, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) Córdoba, anfitrión del encuentro.

El inicio de las presentaciones estuvo a cargo de Fernández, quién desarrolló el estado actual de conectividad en la Argentina post pandemia y la evolución de la recuperación doméstica e internacional. En ese orden, remarcó que las distintas regiones globales muestran una franca recuperación, aunque con diferente velocidad para alcanzar los niveles prepandemia. Por caso, mientras que el escenario mundial aguarda una recuperación a niveles pre-Covid hacia 2024, al igual que la región de América Latina y el Caribe y Europa, Norteamérica alcanzaría un nivel de actividad similar a 2019 el próximo año y los países de África y Asia Pacífico, alcanzarían el punto de equilibrio en 2025.

“El mercado mundial se encuentra evolucionando hacia una recuperación sostenida, sin embargo el nivel de operaciones aéreas se encuentra actualmente entre 30% y 40% detrás de 2019 y esto se debe, en el largo plazo, a la retracción en las órdenes de aviones durante la pandemia que ya se están recuperando gradualmente, en el corto plazo a la falta de staff en algunos sectores operativos y al incremento en el precio de los combustibles por la guerra Rusia-Ucrania, la recuperación de la oferta de vuelos es un elemento que lleva tiempo”, remarcó el ejecutivo.

Hotel Howard Johnson La Cañada
Escenarios de recuperación
En el caso de Argentina, para el renglón de vuelos domésticos, resaltó que, en agosto último, la oferta de vuelos domésticos está a un 78,1%, en relación con 2019, en tanto la demanda, muestra una recuperación de 85,5%, respecto del escenario pre-pandemia. En cuanto a la oferta y demanda internacional, este último renglón muestra un nivel de recupero de 67,5%, al tiempo que la disponibilidad de vuelos está levemente por encima de la demanda, ubicándose en 69,4%.

Según los registros de IATA, la recuperación de oferta de vuelos domésticos está en 67,6%, respecto del punto de referencia de 2019, mientras que la demanda muestra un nivel de recuperación de 64,5%. En el caso de los vuelos internacionales el escenario de recuperación se advierte más lento en Córdoba. La oferta de vuelos está al 54,5%, respecto de los registros pre-pandémicos y llega al 50,9% en el caso de los pasajeros.

El impacto macroeconómico
A su turno, Marcos Cohen Arazi, del IERAL, expuso sobre el impacto de las diferentes variables macroeconómicas del país, sobre la actividad del turismo nacional, su recuperación post pandemia y perspectivas para la provincia en este contexto. En ese sentido, mostró una fuerte recuperación del turismo interno y aseguró que la demanda de viajeros que realizan turismo en el país se ubica cerca del 100% de la que existía previo a la crisis producto del Covid 19.

En ese orden, destacó que el programa de incentivo al turismo interno como el PreViaje, ya en su tercera edición, implica estímulos para alrededor de 1 millón de grupos familiares que realizarán viajes en octubre/noviembre. También, remarcó que Córdoba ocupa el quinto lugar de las provincias beneficiadas con el programa, detrás de Buenos Aires, Río Negro, Misiones y CABA. En cuanto al ranking de las ciudades del país, Villa Carlos Paz se ubica en noveno puesto de la lista que está liderada por Bariloche, Puerto Iguazú, Salta, Ushuaia, El Calafate, Mar del Plata, Mendoza y Puerto Madryn.

Receptivo, más lento
Sin embargo, el turismo receptivo en el país muestra signos más lentos de recuperación. De hecho, en el acumulado de enero a julio de 2022, la “balanza turística” muestra un déficit de 1,1 millón de personas, considerando los 2,9 millones de pasajeros del turismo “emisivo” y los 1,7 millón del renglón “receptivo”. Un comportamiento similar muestra la Balanza de Pagos entre ingresos y egresos de divisas por turismo internacional en la Argentina, donde en el primer semestre de este año se registraron egresos cercanos a los $2.600 millones de dólares, e ingresos por $1.300 millones de la divisa norteamericana. El nivel de ingresos en el año ha crecido en forma vigorosa en los últimos meses, por lo que en el año se estima que podría mejorar su desempeño. El nivel de recuperación de los flujos internacionales se ubica en torno a 64% del nivel prepandemia.

En referencia a lo que el economista denomina “Poder adquisitivo del salario turismo argentino”, remarcó que en la actualidad se encuentra muy por debajo de sus niveles históricos, lo que ayuda a explicar que el turismo emisivo esté lejos de recuperar su nivel prepandemia y es un driver que colabora con el sostenimiento de altos niveles de ocupación en algunos segmentos turísticos de la provincia. También el cambio de las preferencias del público, gatillado por la pandemia, a favor del turismo de cercanías y en entornos naturales, favorece a las propuestas cordobesas actualmente y a futuro.

Además, destacó que existe un importante potencial para los destinos de la provincia, en especial los de turismo de ocio que ya mantienen niveles de actividad significativos, y también para los segmentos que aún no lograron reactivarse en forma plena (corporativo, eventos), los que podrían requerir de soporte para tomar impulso y potenciar sus ventajas relativas en un nuevo escenario global para la actividad turística.

Artículo anteriorBooking ofrecera atracciones y experiencias
Artículo siguienteAndrés Clavijo Rangel, nuevo director del Instituto Distrital de Turismo de Bogotá